Curry se fractura la mano izquierda y podría pasar por quirófano


Primero llegó la lesión de Klay Thomspon, luego se confirmó la marcha de Durant y ahora esto. Con solo cuatro partidos de la temporada, los Warriors se han quedado también sin Stephen Curry, que sufrió una fractura en mano en el duelo ante Phoenix y podría estar bastantes semanas de baja. Si el balance de 1-3 y lo abultadas que estaban siendo las derrotas no era suficiente, la franquicia podría verse sumida ahora en una situación completamente antagónica a la vivida en las cinco temporadas anteriores.

“Ha sido un inicio duro en todos los sentidos, y esto complica aún más las cosas” reconoció Kerr al finalizar el encuentro. “Nos quedamos en una situación muy delicada, así que la analizaremos y veremos hacia dónde podemos reconducirla”.

La acción en cuestión tuvo lugar en el tercer cuarto, cuando Stephen, que llevaba un partido no especialmente destacable (9 puntos, 3/11 en tiro, 4 pérdidas), chocó con Aron Baynes en su intento de penetrar a canasta y ambos se fueron al suelo. Por desgracia, el australiano lo hizo sobre la mano del base, que no estaba bien apoyada, impidiéndole continuar y haciéndole poner rumbo a vestuarios. Según Bob Myers, general manager de la franquicia, los servicios médicos determinarán mediante un escáner si será necesario o no someterle a una operación.

“Baynes vino al vestuario a preguntar cómo estaba Curry” añadió Kerr. “Se sentía muy mal, pero no fue más que una jugada con mala suerte. Cosas que pasan”.

Lacob no quieren hablar de ‘tanking’

También habló al respecto Joe Lacob, dueño de la franquicia, quien intentó buscarle el lado positivo a lo sucedido: “Vi la jugada, y obviamente es muy triste. No obstante, quizás haya cierta esperanza, ya que algunos de nuestros hombres más jóvenes tendrán ahora la oportunidad de contar con más minutos, y me gusta muchísimo cómo juegan. Soy una persona bastante optimista, así que veremos cómo avanza la situación”.

Pese a este intento de mirar al futuro con cierta esperanza, difícilmente estas palabras de Lacob consolarán a alguien. Es más, la prensa no tardó en preguntarle por la posibilidad de que el equipo iniciase un proceso de tanking si la baja de Curry es prolongada, algo que no le sentó muy bien: “Ni siquiera voy a molestarme en responder a eso” afirmó mientras se marchaba del Chase Center.

Por su parte, Draymond Green, único superviviente del “quinteto de la muerte”, lamentó la mala suerte que están teniendo con los problemas físicos: “Esto hace las cosas más duras aún, pero tenemos que seguir jugando y ver cómo lo resolvemos. Con suerte no necesitará ser operado y podrá volver más pronto que tarde. Solo espero que podamos tener una sesión de entrenamiento en la que esté todo el equipo. Solo una. Aún no hemos podido tener ni una”.

Curry no ha tardado en recibir también apoyo desde otras franquicias, en concreto desde Los Ángeles. Al término del partido de los Clippers ante los Jazz, Patrick Beverley atendió a la prensa, pero antes de responder a cualquier pregunta dedicó unas palabras al base de Golden State: “Antes de nada, quiero mandar ánimos a Steph, ya que he oído que se ha fracturado la mano. Ha sido mi amigo desde la universidad, así que mucho ánimo para él”.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.