Dallas Mavericks, formidable racha como local

Diez partidos ya de por encima de los 20 puntos esta temporada (ha jugado 21) y favoritismo pleno para resultar el mejor debutante 2018-19. También marchan bien las cosas de manera coral, pues los Mavs se sitúan ahora mismo en posiciones de playoffs por primera vez en muchos meses; sin ir más lejos, el equipo de Rick Carlisle (capitán de la embarcación desde 2008) no cata la postemporada desde la temporada 2015-16. Aún no sabemos qué derroteros tomará la Conferencia Oeste en un par de meses porque el embotellamiento y la competitividad son máximos (algunos tienen que despertar tarde o temprano) pero sí que Dallas puede tener una oportunidad de luchar por los últimos lugares que dan acceso a las eliminatorias por el título.

Y si ahora están en una posición cómoda en la clasificación del Oeste es gracias a (diseccionando más a fondo salen muchos más actores) la fiabilidad jugando como local.

Los han ganado sus últimos ocho encuentros actuando como equipo de casa. Entre sus víctimas, cuadros potentes y hasta varios top 5 de toda la liga: Warriors, Boston, Oklahoma, Clippers, Washington, Portland o Utah. Toda una pila de cadáveres con sangre oligarca en las tripas del American Airlines Centre.

Dallas ha ganado a todos esos equipos jugando en casa y el saldo como local hasta la fecha es de 10-2 (83,3 por ciento de efectividad). Élite de la NBA pues contando solo los partidos como embajador, Dallas es el quinto mejor equipo de la NBA actuando bajo el aliento y alaridos de su público.

Le superan únicamente Philadelphia (92,9 por ciento), Clippers (90,0) Golden State (84,6) y Milwaukee (84,6). Nadie más, ni Toronto, ni Denver ni nada, que se dice pronto.

La mejoría en casa llega de la mano de 4,5 (de 110,8 a 115,2) puntos más actuando como local que lejos de Dallas. La mejoría también es defensiva (106,5 puntos de promedio encajados como local por 108,5 de visitante).

Y casualmente su mayor anotador este curso (Doncic, 18,6) presenta una ligera mejoría también ante sus enfervorecidos (con él) fans. 19,6 tantos en casa y 17,4 fuera.

La cruz, fuera de casa

Claro, con un récord global positivo (12-10) pero sin alardes, la gran marcha en casa se compensa con el polo opuesto lejos de la ciudad de Dallas, donde los Mavericks acumulan un récord de 2 victorias y 8 derrotas, lo que les convierte en el quinto peor visitante de la competición (junto a Chicago).

Colección de destellos, fiabilidad y sustos a los grandes como anfitrión y candidez y tropiezos a la enésima expresión lejos de casa; eso están siendo los Dallas Mavericks en el arranque de campaña 2018-19. Pero tampoco debemos devanarnos demasiado la cabeza con los datos actuales, la principal noticia de la temporada para el conjunto texano se produjo antes de empezar la pretemporada. El futuro pasa por Luka Doncic (y Dennis Smith Jr.), que ya ha demostrado ser el novato más preparado para la élite de cuantos subieron las escaleras del Barclays Center de Brooklyn el pasado mes de junio. Todo lo que llegue en forma de resultados este año es un extra (y rodaje) dado que lo importante empieza a partir de la temporada que viene como pronto. Y aun con eso, los Mavs pueden pelear por entrar en posiciones de playoffs si los Utah, Houston o New Orleans insisten en seguir tropezando y no enderezar el rumbo.

(Foto de portada: Ronald Martinez/Getty Images)