Dallas sigue en caída libre: quinta derrota consecutiva


Los Mavericks necesitan echar el freno cuanto antes. Lo que el 22 de diciembre (inicio de la temporada) se veía como un año ilusionante, se está convirtiendo en pesadilla. Anoche, en casa y ante Phoenix Suns, 105-111 para caer por quinto partido consecutivo.

¿Qué le ocurre a Dallas? Haría falta un buen rato para analizarlo, pero la realidad, la que marcan los resultados, es que están muy lejos de lo que quieren ser. El ataque no acaba de funcionar, la defensa no ha mejorado demasiado, y ni siquiera pudieron cantar victoria ante unos Suns que llegaban sin su máximo anotador, Devin Booker.

Luka Doncic se fue hasta los 29 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias para impulsar a los suyos hasta una ventaja de 15 puntos mediado el tercer cuarto. El choque parecía encarrilado, pero al estilo de lo que vimos en el curso, 2019-20, les remontaron. Los de Texas parecen jugar por momentos, y así es muy complicado cerrar partidos.

“Tuvimos algunas posesiones erróneas y algunas jugadas defensivas realmente pobres, y eso les ayudó a recuperar el impulso. Fue realmente decepcionante debido a lo duro que lucharon nuestros chicos. Pero Phoenix aguantó, hicieron jugadas y pudieron hacer lo que tenían que hacer para recuperar el ritmo. Simplemente tenemos que hacerlo mejor”, comenta Rick Carlisle sobre unos Mavs que pasaron de ganar de dos puntos a falta de cinco minutos (94-92) a perder de nueve cuando restaba solo uno (96-105). Apagón, y adiós.

Paul, decisivo

Mientras en Dallas se acumulan las dudas, Phoenix cuenta con una pieza que aporta seguridad bajo cualquier circunstancia. Chris Paul no mete 20 puntos cada noche (quizás no quiere) pero si hace falta no tiene problema en asumir la responsabilidad de ser quien lidere el ataque en anotación. Contra los Mavs se fue hasta los 29 puntos, logrando 16 de ellos en el último cuarto. Además, repartió 12 asistencias. Sí, más de la mitad de los puntos de los Suns salieron de sus manos.

“Ayuda saber que tienes a alguien así con balón, sabiendo que su intención es hacer una jugada para el equipo. Puede ser que sea él quien haga el tiro o que lo encuentre para otro, pero creo que todo lo ve a un ritmo diferente al resto en los últimos minutos. No sé a qué se debe, si es algo de un gen o simplemente lo tiene”, señala Monty Williams, head coach de los Suns.

La franquicia de Arizona, ahora con un balance de 10-8, también contó con un fantástico DeAndre Ayton que firmó un doble-doble de 18 puntos y 17 rebotes. En dos días Mavericks y Suns vuelven a enfrentarse.

(Fotografía de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.