Dallas sufre un severo correctivo en su visita a Memphis


133-104. Esa es la paliza que se llevaron los Mavericks en cancha de unos Grizzlies que por momentos les pasaron literalmente por encima. Ja Morant estuvo excelente y los de Tennessee aprietan la lucha por la octava plaza de la Conferencia Oeste con Golden State Warriors, que también ganó.

La noche en Memphis tuvo dos partes bien diferenciadas. En la primera se vio un encuentro igualado en el que Dallas incluso llegó a estar por delante en el marcador en un par de ocasiones. En la segunda directamente no hubo partido; los Grizzlies apretaron y entraron al último cuarto venciendo por 14 puntos. Ya avanzando el último periodo habían ampliado su renta hasta los 20 tantos. Lo que empezó siendo un encuentro disputado acabó en paseo para Memphis.

“Creo que nuestros titulares marcaron un buen tono en ese tercer cuarto. Nuestra defensa fue muy importante. En la primera parte el partido se desarrolló más como un ida y vuelta. Tras el descanso pudimos frenarles en varios ataques, que era lo que necesitábamos para salir con velocidad. Conseguimos un buen ritmo y movimos muy bien la pelota”, expresa Taylor Jenkins, head coach de los de Tennessee.

Memphis hizo, como de costumbre, un buen trabajo colectivo, pero como también es habitual fue Ja Morant quien dirigió las operaciones. El base logró 24 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias en tan solo 29 minutos. Junto a él destacaron los 22 puntos de Dillon Brooks y los 18 de John Konchar desde el banquillo. La victoria mantiene a los Grizzlies a solo medio partido de Golden State.

Doncic, un día para olvidar

Decir que el devenir de Dallas depende cada noche de lo que haga Luka Doncic es casi innecesario. Cuando el esloveno está a gran nivel, las opciones de victorias de los Mavericks se multiplican. Cuando ocurre lo contrario… pues se viven partidos como el de anoche. El base se quedó en 12 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias con un 4 de 16 en tiros de campo (0 de 4 en triples). Él mismo recalca que fue uno de los peores partidos de su aún corta carrera.

“No era yo mismo. Ahora tenemos que recuperarnos, pero ese partido ha sido obviamente uno de los peores que he jugado nunca. Tengo que ser mejor de lo mostrado esta noche”, sentencia.

En un encuentro aciago de Doncic, la única respuesta del equipo llegó con 19 puntos de Tim Hardaway Jr. y otros 15 de Jalen Brunson desde el banquillo. Fue insuficiente. Fueron noqueados por Memphis y ahora ven su clasificación directa a playoffs amenazada, ya que Portland ha igualado su récord (40-29) y los Lakers están séptimos a solo un partido (39-30).

(Fotografía de Justin Ford/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.