Damian Lillard brilla en el tributo del Staples a Kobe Bryant

El base de Portland se marchó hasta los 48 puntos en el primer partido de los angelinos tras el adiós de su leyenda

Tras una desgarradora ceremonia en tributo a Kobe Bryant, su hija Gianna y el resto de víctimas del trágico accidente del pasado domingo, Los Angeles y Portland Trail tuvieron que jugar un partido de baloncesto en el que honró a The Black Mamba de la mejor manera posible: realizando una fantástica actuación con 48 puntos para que venciesen los de Oregon por 119-127.

La estrella de los Blazers dejó constancia de su enorme estado de forma rozando el triple-doble al añadir a su anotación 10 asistencias y 9 rebotes. Además, firmó hasta siete triples, cifra que ha alcanzado o superado en los cinco últimos encuentros. Pese a esa exhibición, Lillard entiende que tanto la victoria como su juego quedan en un segundo plano ante lo vivido en el Staples antes del encuentro.

“Dadas las circunstancias, no creo que nadie pueda sentir que hemos salido como ganadores esta noche. Los recuerdos que nos llevaremos serán simplemente tristes y difíciles. Es bueno que hayamos tenido que competir, y por supuesto que salir ganador es positivo, pero no creo que nadie pueda irse de la cancha en este momento sintiéndose ganador”.

Lo cierto es que el despliegue de talento de Lillard en las últimas fechas está siendo impresionante. En los últimos cinco encuentros el base promedia la increíble cifra de 48,5 puntos. Además, es el primer jugador de la historia de la NBA que en cinco partidos consecutivos anota un total de 40 triples (40 de 71 para un 56,3%), y logra al menos 35 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias y 5 triples cada noche.

Lillard contó con la inestimable colaboración de Hassan Whitesie, que logró un doble-doble de 30 puntos y 13 rebotes, mientras que C.J. McCollum sumó 19 puntos. Por parte de los Lakers el mejor fue con 37 puntos y 15 rebotes. rozó el triple-doble con 22 puntos, 10 asistencias y ocho rebotes.

Sin Carmelo

Quien no estuvo presente en el Staples Center fue Carmelo Anthony. El alero de los Blazers, quien era un amigo muy cercano de Kobe, se ausentó del partido por lo que los Trail Blazers definieron pocas horas antes del comienzo como razones personales. Recordemos que la misma noche del fallecimiento de Bryant fue Kyrie Irving quien decidió no jugar por lo mucho que le había afectado el adiós de la leyenda angelina. Aún queda mucho para superar tan terrible pérdida.

(Fotografía de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Houston tumba a Dallas con una fórmula “olvidada”: el small ball

Diez victorias seguidas para los Raptors

Siguiente