Damian Lillard firmará una extensión súper máxima con Portland: 191 millones

Tendría contrato garantizado hasta que cumpliera 34 años

Los Portland y esperan firmar más pronto que tarde una extensión de contrato súper máxima. Este nuevo trato granjeará al jugador cuatro años extra de contrato y una cantidad cercana a los 191 millones de dólares en total como sueldo, tal como pudo hacerse eco el periodista Chris B. Haynes (Yahoo! Sports).

Lillard podrá acceder a tales cantidades si ocupa uno de los lugares All-NBA dentro de los mejores quintetos de la temporada 2018-19. Se espera que pueda ser así, ya que el base y estrella de los Trail Blazers ha ofrecido la tercera mejor versión de su carrera en anotación durante la temporada regular (25,8) y la segunda en playoffs (26,9).

Más allá de medallas individuales, el gran mérito de Damian Lillard esta temporada reside en haber colocado a su equipo, Portland, entre los tres mejores clasificados de la Conferencia Oeste; y además haber avanzado hasta las finales de conferencia dejando por el camino tanto a Oklahoma como a Denver, equipos que podrían haber sido considerados favoritos en un análisis subjetivo en perspectiva.

Lillard posee todavía dos años más de contrato y alrededor de 62 millones pendientes (31 anuales) en su actual vinculación. El nuevo contrato, pues, entraría en vigor a partir del año 2021 y garantizaría unos emolumentos de mega estrella de la NBA (por encima de 45 millones anuales) hasta que el base cumpliera 34 años.

El acuerdo entre Lillard y los Portland Trail Blazers podría cerrarse tan pronto como llegue el verano y la postemporada eche el cierre de manera definitiva. Asimismo, el trato situaría a Lillard como el jugador que más millones anuales habría firmado hasta el momento en la NBA. Detrás suyo quedarían mega-extensiones recientes como la de Stephen Curry (201 millones en cinco años), la de Russell Westbrook (205 en cinco) o la más sangrante de John Wall (207 en cinco).

Debido a que el límite salarial aumenta cada año, la lógica empuja a deducir que en las extensiones máximas (más para jugadores Designated Veteran Extension) las cantidades serán mayores conforme vaya pasando el tiempo. Toda extensión acordada en el futuro contemplará, pues, más dinero que las firmadas en el presente y hace años.

Pura élite de la NBA

“Dame es un jugador especial. Siempre continúa luchando. Ama a su equipo y a la ciudad (Portland), y respeto mucho el hecho de que quiera ganar allí y hacerlo a su manera. Es un competidor extremo. Encontrará la manera de cumplir lo que desea”, pudo decir sobre él Draymond Green, uno de los verdugos de Lillard en las finales del Oeste (4-0).

No estuvo Lillard en su versión de súperhore de Marvel (la de OKC) en la final del Oeste ante Golden State; Dame arrastraba molestias en las costillas y quizá eso pudo torpedear su rendimiento aunque él no lo colocase como excusa oficial. Lillard (22,3 puntos y 8,5 asistencias de promedio en la serie) lideró junto a C.J. McCollum a uno Blazers que fueron por delante en muchos momentos en la eliminatoria. Más de los que puede parecer tras el 4-0 y aparente barrida de los Warriors. Les faltó madurez a los Blazers, toda la que aporta haber estado cinco veces en la misma situación como era el caso de los de la Bahía.

Lo que sí ha resultado innegociable tras esta temporada es que Damian Lillard pertenece desde hace mucho tiempo a la más alta alcurnia de las estrellas NBA. Y no habrá quien pueda ya negarlo sin incurrir en la más honda equivocación.

(Fotografía de portada: Jonathan Ferrey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Mitchell Robinson, rey del tapón, logra hacerse un hueco entre los mejores novatos

Terry Stotts renueva su compromiso y seguirá entrenando a Portland

Siguiente