Damian Lillard: “Sería un honor jugar siempre en los Blazers”

Los rumores de traspaso son algo con lo que cualquier jugador de la NBA tiene que aprender a lidiar, y más cuando ocupa un rol estelar en la Liga. Tras el fracaso de los en los pasados playoffs, muchas críticas se centraron sobre y su capacidad para llevar más lejos el proyecto de los de Portland, e incluso se habló de la posibilidad de que C.J. McCollum o el propio Lillard pudieran salir para hacer hueco a otra estrella. Ante esta tesitura, el base estrella de los de Oregón aprovechó el acto de lanzamiento del NBA 2K19 celebrado en Nueva York para recalcar su deseo de seguir siendo parte de la franquicia durante muchos años.

“Sería un honor jugar siempre en los Blazers” afirmó a Michael Scotto, de The Athletic. “No muchos jugadores consiguen ser parte de una sola franquicia durante toda su carrera. Yo amo a los Blazers y amo vivir en Portland, y me siento tan cómodo con la gente y su cultura como me siento en la pista de baloncesto” comentó.

Tras esto, Lillard continuó con la misma idea, aunque con unas palabras en las que parecía llevar en mente lo ocurrido recientemente entre DeMar DeRozan y los Toronto Raptors: “Sin embargo, todos sabemos que esto es un negocio y que muchas veces las franquicias tienen otros planes. Pero estar toda mi carrera en los Blazers sería genial. Me encantaría”.

Un líder consagrado

Pese al batacazo del pasado curso ante los Pelicans, negar la capacidad de Lillard para comandar a los Blazers y su trascendencia histórica en la franquicia sería cuanto menos osado, pues desde su elección en el sexto puesto del Draft de 2012 el base de Oakland no ha dejado de acumular grandes registros. Fue elegido Rookie del Año por delante de jugadores como Anthony Davis, en 2014 anotó el triple sobre la bocina ante los Rockets que clasificó a los de Portland para la segunda ronda de playoffs por primera vez en el siglo XXI, y este año se convirtió en el primer jugador de los Blazers en formar parte del Mejor Quinteto de la NBA desde Clyde Drexler en 1992.

Además, ha logrado que el equipo dispute los playoffs en todas sus temporadas salvo la primera, afianzando a los Blazers en la zona noble de un Oeste que destaca por su dureza. Pese a los rumores, parece difícil imaginarlo fuera de Portland ahora mismo. Habrá que ver qué ocurre en 2021, cuando expira su contrato, pero, si Lillard desea seguir, parece difícil que este deseo no sea mutuo.