Danilo Gallinari y los Hawks agravan el presente de Boston


Los Boston Celtics no están pasando por su mejor momento, y en esta noche de miércoles sufrieron uno de los golpes más duros en lo que llevamos de temporada. Los Atlanta Hawks los vencieron por un marcador final de 127 a 112, que no refleja en absoluto la diferencia que hubo en cancha entre ambos equipos, y que tranquilamente podría haber sido considerablemente mayor.

Ya en el primer cuarto pareció inclinarse el partido para el lado de los Hawks. A pesar de unos primeros minutos igualados, Trae Young y Danilo Gallinari entraron en racha para Atlanta y se volvieron imparables. Con un parcial de 10-0 en los últimos dos minutos, los de Georgia cerraron el primer período en ventaja por 40 a 27.

En el segundo cuarto la dinámica no cambió. Si bien los Celtics quisieron mostrar una mínima respuesta con Tristan Thompson luchando en la pintura por segundas oportunidades, Atlanta contaba con Young y Gallinari todavía con la muñeca afilada. Entre los dos sumaron 49 puntos en la primera parte del partido, lo mismo que todo el equipo de Boston. Por lo que se fueron a los vestuarios para el medio tiempo con una ventaja de 72 a 49.

Los Celtics salieron con un poco más de decisión a la segunda parte y terminaron el tercer período dominando 29 a 27. Pero la amplia ventaja conseguida por los Hawks en los primeros 24 minutos los hizo entrar al último cuarto con una cómoda diferencia a favor en el marcador por 99 a 78.

En el último cuarto los Celtics se impusieron por seis puntos, pero ya estaba todo sentenciado. Los dirigidos por Brad Stevens ya habían sacado bandera blanca, y el partido ya tenía a muchos jóvenes en pista como Skylar Mays, Aaron Nesmith o Tacko Fall.

Danilo Gallinari fue el máximo anotador del encuentro. El italiano cerró una fantástica noche con 38 puntos desde el banquillo, con un espectacular 10 de 12 en triples; acompañado de 6 rebotes, 2 asistencias y 2 robos. Mientras que Trae Young también tuvo una gran actuación, finalizando con 33 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias.

John Collins y Tony Snell, por su parte, fueron los únicos jugadores restantes de Atlanta que superaron la barrera de los diez puntos. Collins aportó 14 puntos y 11 rebotes; y Snell hizo lo propio con 12 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias.

Por el lado de los Celtics, el máximo anotador fue Jaylen Brown con 17 puntos, y también lideró al equipo en asistencias con 5, acompañado de 4 rebotes. Jeff Teague cerró la noche con 14 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias. Mientras que Tristan Thompson logró un doble doble de 13 puntos y 13 rebotes.

Queda mencionar la irregular noche de Jayson Tatum, que terminó con 13 puntos, 1 rebote y 1 asistencia. Pero destacando (para mal) en el tiro. El alero lanzó un 4 de 20 de campo (20 por ciento de efectividad), y un 1 de 8 en triples (12,5 por ciento).

Atlanta sacó provecho de su efectividad. Cerró la noche con un 52,9 por ciento de campo y un 54,8 por ciento en tiros de tres punto. Fuertemente contrastado con el 44,2 por ciento de campo de los Celtics y su 25,8 por ciento en triples. Además, los de Georgia sacaron ventaja bajo los tableros, ya que terminaron con 9 rebotes más que su rival (45 contra 36).

De esta manera los Hawks su ubican úndecimos en la Conferencia Este con un récord de 14-18, todavía fuera de los puestos que pelean por un lugar en la postemporada. Mientras que los Celtics continuan agravando su mal presente, y con un récord de 15-17 caen a la novena posición, que de momento los tendría disputando el play-in.

El siguiente encuentro de los Hawks será el viernes cuando visiten a Oklahoma City Thunder; y los Celtics recibirán ese mismo día a los Indiana Pacers.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.