Danny Green silencia Orlando con una canasta demoledora


Danny Green le dio anoche a los Raptors su victoria número catorce de la temporada con una canasta a medio segundo para la conclusión que dejó helado al público de los Magic y evitó que el duelo se fuera a la prórroga (91-93). Los Raptors siguen líderes de Este con 14-4, el que es el mejor balance no solo de la conferencia sino de toda la NBA. Los Magic, que hasta anoche tenían un para muchos sorprendente balance positivo, vuelven al 50 por ciento de victorias y se mantienen en puestos del playoffs del propio Este con un récord de 9-9.

Green se redime de la penúltima jugada

Kyle Lowry pide tiempo muerto, despacio, y con la misma calma se gira a Danny Green y le pregunta con gestos que por qué no ha hecho falta. Quedan apenas 2 segundos para la conclusión del encuentro y la contienda ha quedado empatada a 91 tras una canasta de Evan Fournier. El galo ha conseguido quitarse de encima la, por momentos tibia defensa de su par, Green, y ha penetrado a canasta para sellar la igualada. Lowry parece decirle a su compañero la necesidad de haber parado la jugada con falta una vez se viera superado por Fournier, ya que la ventaja visitante permitía esa posibilidad. Lo peor que te podía pasar era que te empataran el partido. Y eso es lo que sucedió, aunque sin el paseo de Fournier a la línea de personal.

Sin embargo, restaba una última bala, la que tenían los Raptors en forma de tiempo muerto, en forma de jugada postrera. Había red, porque la prórroga asomaba de fondo como mal menor.


Pero Green necesitaba sacudirse el error previo. Y vaya si lo hizo. Tras la citada pausa, el propio Lowry sacó de banda ya en terreno de Orlando. Puso un balón botando a Green, quien recibió en carrera, se dio la vuelta, elevó la pelota con un tiro eléctrico por encima de Aaron Gordon y de Jerian Grant, que llegaron desesperados y quizá algo tarde a defenderlo, y conectó con el aro. Quedaban 0,5 segundos, nada que hacer. Los Raptors siguen viento en popa, balance de 7-3 en los últimos 10 partidos, 7-2 en el global de sus duelos como visitantes.

Los canadienses llegaron a disfrutar de ventajas de casi 20 puntos, pero tuvieron que sudar muchísimo al final para poder con unos buenos Magic, a los que pocos situaban en puestos de playoffs tras un mes largo de competición. Además de Green, héroe de la noche para los de Ontario, Kawhi Leonard, 18 tantos, fue una pieza destacada la escuadra de Nick Nurse, que volvió a trabajar muy bien de manera colectiva. Orlando, por su lado, tuvo en el propio Fournier, 27 tantos, y en Nikola Vucevic, 14 tantos y 18 rebotes, a sus hombres más notables.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.