Darius Bazley, el 1º en saltar del instituto a la G League: “Puedo crear tendencia”


A expensas de que la NBA recorte el tiempo de espera para formar parte de su liga como jugador profesional, cifrado ahora en el requisito de un curso universitario o en su defecto en el hecho de tener o cumplir 19 años en ese año natural en el que se quiere hacer el ingreso en la competición, las fórmulas para consumir ese periodo van más allá del one and done,  el mecanismo que se refiere a que un jugador compite un año en la NCAA y ya está listo para hacer dólares, o intentarlo, en la gran liga.

En muchos lugares del mundo, nada impide a un nadie ser profesional más allá de la época de instituto, e incluso todavía inmerso en ella ya se puede dar el salto. El ejemplo mediático lo tenemos en los hermanos Ball, de ruta por Lituania y con LiAngelo Ball dispuesto a presentarse al Draft de 2018 tras un curso de profesional. Algo parecido hizo Terrance Ferguson, que decidió pasar de la NCAA y vivir la 2016-17 en Australia. De regreso, con los 19 años de rigor, cumplía el requisito para el apuntarse al Draft. Fue elegido en el número 21 por los Thunder, con los que ya ha debutado esta temporada y jugado de manera frecuente. Si nos vamos más al pasado, Brandon Jennings y su aventura en Italia terminan de ilustrar este tipo de relatos.

La G League, interesante escenario

Un jugador que no cumpla la norma de one and done puede formar parte de la G League, puede saltar desde el High Shcool a la liga desarrollo, puede ganar dinero y puede presentarse luego al Draft de la NBA. Cada uno pasa la transición de los 18 a los 19 años como desee y aunque lo habitual es hacerlo en el mundo universitario, ejemplos de tipos que se van al extranjero no son escasos. Quizá tampoco lo sean a partir de ahora la muestra de aquellos que deciden irse a la G League como escenario previo.

El primero de ellos será Darius Bazley, todavía de 17 años, decidido a dejar de lado Syracuse para competir en esta liga menor, pero directamente ligada con la NBA. Eso sí, Darius Bazley será pionero, el primer jugador de siempre que integra esta liga desde el instituto, pero por muy bien que lo haga allá donde juegue, las puertas de la NBA no están abiertas hasta la 2019-20.

Potencial Top-10 del Draft

“Esta es una decisión que me va a cambiar la vida. Jugar al baloncesto profesional siempre ha sido un sueño. Esta es la decisión que he tomado y sé que funcionará. Conozco de lo que soy capaz y simplemente lo voy a hacer”, ha señalado Bazley a Yahoo Sports. Muchos ejecutivos de la NBA creen que será uno de los picks más altos del Draft de 2019 desde sus 203 centímetros. Un alero que si nada se tuerce dispondrá de una carrera en la NBA pero que tras dejar Princenton y obviar el compromiso de reclutamiento con Syracuse, ni más ni menos, podrá firmar un contrato con la G League en septiembre. Darius Bazley cumple los 18 años en junio y tras el verano es cuando suscribirá el acuerdo con la liga, no con ninguna franquicia, para posteriormente apuntarse al Draft de la G League, que tendrá lugar en octubre.

Bazley tomó la decisión de unirse a la G League asesorado por su madre, por su entrenador en Princeton y por algunos conocidos que han militado en esa liga, según reconoció a Yahoo Sports el McDonald’s All American 2018.

Paso en firme

“La G League era la que más me tenía que ofrecer si consideramos que es la liga de desarrollo de la NBA. Conseguiré más que en extranjero. La G League es lo más cercano a la NBA. Veo que muchos chicos están ahí incluso después de ir al instituto y al Draft, de modo que esto me da la oportunidad de acelerar el proceso. Hay muchos jugadores que han explotado en la G League y confío en que yo pueda ser uno de ellos”.

“En cualquier campus de baloncesto al que acudo no escucho hablar de ir del instituto a la G League. Pero ahora se discutirá. La G League no solo es el dinero que obtienes por el deporte que amas, sino que recibes el desarrollo que necesitas. Creo que las clases son importantes, respeto la educación y seguiré tomando lecciones por mi cuenta, pero voy a estar cerca de la NBA, preocupado por mí y por mí cuerpo 24 horas al día y 7 días a la semana. No tendré que estar atento a nada más. Y eso es lo que quiero”.

“Tiene sentido”, apunta otro ejecutivo de la liga a Yahoo Sports sobre la decisión de Bazley. “Estás ante los ojos de la NBA y en cuanto a cultura, no hay cambios de una liga a otra, nada es diferente. Creces en un ambiente NBA”.

“Alguien tenía que prender la mecha. Soy consciente de que puedo crear tendencia. Creo que triunfaré. No hay razón para estar asustado”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.