David West: “Será el año más difícil de los Warriors”

Escrutada la temporada 2017-18 en detalle, la mayor amenaza para Golden State , campeón en tres de las últimas cuatro Finales de la NBA, fueron los Rockets. No tanto Cleveland, a quien el escuadrón de la Bahía despidió por la vía rápida en la el último acto de los playoffs. Pudiera el pensamiento general aun así suponer que la marcha de LeBron James a L.A. allana el camino del equipo de Steve Kerr de cara a un nuevo título, pero un conocedor profundo de las intimidades del vestuario californiano cree que será “el año más difícil” de Golden State.

“Será el año más duro de los Warriors. Lo más difícil de estar en la posición en la que están los Warriors es que todo el mundo trata todo el tiempo de ajustarse a ti. Todo el mundo trata de anularte y prepararse para descubrir cómo derrotarte”, alega , recientemente retirado, en una entrevista con Marc J. Spears (The Undefeated).

No resulta nueva la citada sensación de que toda la liga maquine una venganza perfecta, pues Golden State lleva siendo el rival a batir desde el año 2015. Primero cambiaron el juego, la velocidad, los tiros, las posiciones en cancha (por roles determinados) pero también cada año implementan novedades que les hacen estar un peldaño por encima del resto. El encaje del pasado verano se llama DeMarcus Cousins y junto a Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant y Draymond Green podría protagonizar uno de los quintetos de mayor nivel de la historia.

“Tienen que ser capaces de lidiar con los ajustes de los otros equipos van a hacer. Definitivamente, va a ser más difícil en el Oeste”, añadió West.

El fiero Oeste

A propósito del Oeste, los Warriors acumulaban tres temporadas como mejor equipo en regular season hasta que el pasado curso los Rockets (65-17) rompieron el monopolio californiano. A un solo partido de llegar a las Finales estuvo Houston (3-2 arriba en finales del Oeste y con factor cancha a favor) pero las lesiones volvieron a arruinar la temporada de Chris Paul y con él, la de todo el conjunto de Texas.

En la temporada entrante, las victorias estarán más caras que nunca en una Conferencia Oeste que posee a Warriors, Rockets, Lakers, Thunder, Jazz, Pelicans, Spurs o incluso hasta Blazers, Timberwolves (a falta de ver qué obtiene por Jimmy Butler) y Nuggets como artilleros de mayor alcance.