DeAndre Ayton empieza a perder la paciencia con su renovación


El 18 de octubre será la víspera del comienzo de la temporada 2021-22 de la NBA. También la fecha límite para cerrar renovaciones. Lo normal es que a estas alturas la mayoría de franquicias ya hayan decidido y ejecutado los movimientos a este respecto, pero Phoenix Suns aún tiene unos cuantos asuntos pendientes. Antes del día indicado los de Arizona deberán decidir si extienden su relación con Landry Shamet, Mikal Bridges y DeAndre Ayton. Recientemente salió a la luz que la franquicia era reticente a pagarle un contrato máximo a este último, ante lo cual el jugador se empieza a impacientar.

Ayton no cree que pueda estar mejor de lo que está en los Suns, en los que es pieza fundamental dentro de la cultura ganadora construida desde la llegada de James Jones a la gerencia y Monty Williams al banquillo. La mayoría de miembros de la organización tienen al pívot en alta estima y harían todo lo posible por asegurar su permanencia. Pero Robert Sarver, el dueño, no opina igual. Ayton aprovechó su última rueda de prensa para desahogarse. «Amo Phoenix, pero estoy muy disgustado con que no hayan cerrado mi renovación. Estuvimos a dos victorias de ganar un campeonato y quiero que se me respete por ello. Ser respetado como mis compañeros [del draft de 2018] son respetados por sus equipos».

O lo que es lo mismo, que no aceptará menos de lo que Doncic, Porter Jr., Gilgeous-Alexander y Trae Young han firmado recientemente. La dirección de los Suns es consciente de sus peticiones desde hace meses, y por ello Ayton ya ha dejado todo en manos de su agente para centrarse en el comienzo de curso. «Les dejaré que lo solucionen de la forma más profesional posible. Solo intentaré controlar lo que pueda controlar».

El jugador pronunciaba estas palabras mientras vestía una camiseta con la cara de Devin Booker estampada en el pecho. La situación no ha cambiado ni un ápice la gran relación que guarda Ayton con sus compañeros y cuerpo técnico. «Las amistades que tengo aquí no van a cambiar pase lo que pase. Al mismo tiempo, tenemos que seguir trabajando. Hay un trabajo por hacer y es ganar partidos». Suena extraño que un jugador como él admita que su futuro podría estar lejos de los Suns a pesar de lo cómodo que se siente. Pero si su agente no logra convencer a Sarver antes del día 18, seguramente sea el futuro más factible.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.