Debacle de Houston y victoria polémica de los Spurs tras dos prórrogas

alcanzó por segundo partido consecutivo los 50 puntos pero no pudo evitar la debacle de unos que desperdiciaron 22 puntos para terminar sucumbiendo (135-133) en San Antonio tras dos prórrogas en un vibrante y emocionante partido que también estuvo marcado por la polémica.

Después de dominar el partido durante los primeros tres cuartos, –28 puntos saliendo desde el banquillo– revolucionó el encuentro y los protagonizaron una gran remontada en el último cuarto que nos dejó también una de las instantáneas más inverosímiles de los últimos tiempos. Con una ventaja de trece puntos en el marcador, James Harden robó un balón y completamente solo machacó el aro. Una canasta que, finalmente, no sumó al marcador al entender los árbitros que el balón no había rebasado completamente la red.

Posteriormente, la NBA publicaría un informe firmado por el árbitro James Capers en el que admitiría el error y que la canasta debería haber sido válida.

“Cuando ocurrió la jugada, Harden hace un mate y luego nos parece que el balón vuelve a saltar por fuera de la red”, recoge el comunicado. “Cuando eso sucede es una interferencia de la canasta. Para que una canasta sea válida el balón debe despejar la red. Entonces entramos aquí y revisamos la jugada. Anotó con tanta fuerza que la propia red la llevó de vuelta al aro por segunda vez, por lo que sí despejó la red y debió haber sido una canasta exitosa.

Y bien, si la canasta fue revisada in situ y se detectó el error, ¿por qué no fue rápidamente corregida mediante el uso del coach challenge? La respuesta es sencilla: según el propio Capers, Mike D’Antoni, visiblemente encolerizado, pidió la revisión de la jugada después de los treinta segundos establecidos por reglamento para hacerlo. Demasiado tarde.

Los Rockets meditan denunciar la decisión ante la NBA

Los Houston Rockets están sopesando seriamente presentar una protesta formal ante la NBA por lo sucedido, según una información del periodista Jonathan Feigen del Houston Chronicle. Normalmente, la organización suele ponerse del lado arbitral en estos casos pero de confirmarse la denuncia y una hipotético veredicto positivo a la misma, el reglamento dictamina la repetición del partido a partir del momento en el que ocurrió el suceso, es decir, con 7:50 minutos del último cuarto por jugarse. Y dichos minutos se disputarían justo antes del próximo enfrentamiento entre ambos equipos, que tendrá lugar este 16 de diciembre.

No hay duda de que un colchón mayor de dos puntos habría beneficiado a Houston, pero no es ni mucho menos una excusa con la que justificar toda la renta perdida. En palabras post-partido de Russell Westbrook para ESPN, el jugador definiría la debacle ocurrida como una “auténtica m*erda”. El base registraría un triple-doble de 19 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias, mientras que Clint Capela acudió a su cita habitual con el doble-doble gracias a sus 22 puntos y 21 rebotes.

Lonnie Walker, el héroe de la noche

Entre la gran controversia por la decisión arbitral, la remontada local y la enésima exhibición anotadora de James Harden emergió la figura de Lonnie Walker. En San Antonio urgía el aporte de los secundarios para compensar la ausencia por lesión de LaMarcus Aldridge. Y el sophomore respondió con su mejor partido como profesional. El escolta anotó 18 puntos vitales en el último cuarto para completar la gesta y llevar el partido a la prórroga.

“Fue confianza”, afirmó el jugador tras el encuentro. “Mis compañeros me mantuvieron en marcha. Y una vez que comencé a sentirlo, me dejé llevar y simplemente hice mi juego. Sé lo que puedo y lo que no puedo hacer. Estoy feliz por haber jugado bien como equipo y por obtener la victoria.”

De hecho, Walker no estuvo solo. Bryan Forbes añadió 25 puntos, DeMar DeRozan aportó 23 puntos, además de provocar una falta ofensiva en la última posesión de los Rockets, Rudy Gay anotó 14 puntos y Jakob Poeltl capturó 15 rebotes. Los Spurs se impusieron en la pintura (66-44) y repartieron 35 asistencias, pero sufrieron 20 pérdidas que bien pudieron costar la derrota.

“Este es un equipo que cree en lo que tiene. Simplemente tenemos que jugar así constantemente y realmente no lo hemos hecho”, declaró el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. “Entonces, con suerte, estamos empezando a resolver esta situación”.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

LeBron James y Anthony Davis acaban con la resistencia de Denver

George y Harrell tumban a los Blazers

Siguiente