¿Deben limitarse los accesos de los medios a los vestuarios de la NBA?


Se trata de una pregunta que surge de la siguiente situación que se ha vivido recientemente en un par de partidos.

Según cuenta Cleveland.com, tras el partido entre Cavaliers y Magic, LeBron James estaba sentado en su espacio del vestuario mientras miraba el móvil. En esos momentos se encontraba con una toalla en la cintura, por lo que no estaba en disposición de responder a las preguntas de los medios.

Estos le dieron su espacio y se pusieron a entrevistar a otros jugadores, esperando que James terminase de vestirse. Justo en ese momento, James alzó la voz tras ver que una persona (sin identificar si se trataba de algún medio) le estaba tomando una fotografía cuando él aún seguía con la toalla.

“Eso no está bien”, dijo el jugador.

La persona en cuestión negó haber tomado la foto, y nadie pudo demostrar después que la hubiera almacenado en su teléfono.

Otro incidente

Tras jugar ante Miami, se repitió una escena parecida.

James, ataviado con una toalla, estaba hablando con algunos periodistas en el vestuario. En ese momento, un par de personas se pusieron a hacerle fotografías. La seguridad del equipo les interceptó y les echó del vestuario.

Bien es cierto que se desconoce a ciencia cierta si los protagonistas de ambos incidentes pertenecen a los medios o si se trata simplemente de alguna de las múltiples personas acreditadas que acaban teniendo acceso a esta parte de los estadios.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.