DeMar DeRozan, casi la única esperanza de San Antonio

Si hay algo que muestran estos es desconcierto, irregularidad. Son capaces de encajar dos severas derrotas seguidas, dos palizas mayúsculas por más de 30 puntos ante los Timberwolves y los Rockets, para luego reaccionar y doblegar a uno de los equipos más duros del Oeste como son los . San Antonio es capaz de vencer a los Warriors y perder contra los Suns, uno de los peores planteles de la NBA, quizá el peor.

Ayer domingo tocó cara, triunfo sobre Portland, buena producción ofensiva (131-118). Y en todo este revoltijo que es San Antonio, en todo este problema de una franquicia que vuelve a buscar su camino, hay algo que no deja dudas, que sí funciona. Ese algo tiene nombre y apellidos: DeMar DeRozan, quizá la única noticia buena de manera continuada, sin olvidarnos, con matices, de .

Tope anotador de la temporada

Pero DeRozan es la estrella de San Antonio, que al menos tiene el consuelo de que en la irremediable necesidad de deshacerse de , obtuvieron una pieza fiable a cambio. El que fuera estrella de los Raptors hasta antes de ayer, ha caído de pie en Texas. Suma en esta temporada 17 partidos de 20 o más puntos, seis de ellos abrazando la cifra de las 30 unidades anotadoras.

En la jornada dominical, DeRozan se fue hasta su tope de puntos en el curso y con 36 tantos dejó en nada los 37 de Lillard. El escolta de San Antonio añadió además 8 rebotes, 6 asitencias y 2 robos y volvió a sus orígenes, a ese jugador que no necesita el triple para sobresalir: 0/0 en lanzamientos desde la larga distancia. No existieron. Seguro que su técnico, que aseguró hace unos días que lleva dos décadas odiando los triples, disfrutó con ese guiño.

DeRozan, 24,3 puntos por duelo, está en sus segundos mejores promedios como profesional y mejora lo ofrecido en la 2017-18 con los Raptors, aunque lejos de los 27,3 tantos de la 2016-17, su campaña estrella de cara al aro. Por supuesto, es el máximo anotador de San Antonio y el 13º de la NBA, en lo que es un erial ofensivo, con los de en el vagón de cola en cuanto a puntos anotados esta campaña. Los Spurs eran antes de medirse a los Blazers el número 23 de planteles más anotadores. Después de DeRozan, LaMarcus Aldridge, 29 puntos ayer, registra 18,3 tantos por duelo.

En la pomada

Los Spurs, 11-12, siguen siendo fiel reflejo de lo apretado que está el Oeste. A pesar de no llevar una tendencia buena y de ni siquiera tener el 50 por ciento de victorias como balance en su casillero y de ser duodécimos, se encuentran solamente a 1,5 partidos del octavo puesto, el que cierra el acceso al título, en manos de los Mavericks. Buena muestra también por arriba de cómo está el Oeste es el hecho de que los Blazers ahora sean séptimos, 13-10, tras dos derrotas seguidas, para un equipo que no hace demasiado era líder de la conferencia.

(Foto de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Dwyane Wade, más sabe el diablo por viejo…

Dennis Smith Jr. tapona la victoria de los Clippers

Siguiente