DeMar DeRozan clava 38 puntos para acabar con Utah


La franquicia de Texas rompió una racha de tres derrotas consecutivas ante los de Salt Lake City

DeMar DeRozan y San Antonio Spurs lo necesitaban. Tras tres derrotas consecutivas, los chicos de Gregg Popovich lograron un trabajado triunfo por 127-120 ante uno de los mejores equipos de la NBA, los Utah Jazz; una victoria que sirve a los de Texas para recobrar fuerzas de cara a seguir en la pelea por una octava plaza de la Conferencia Oeste que Memphis Grizzlies se está encargando de poner muy cara.

En cuanto a escolta, los 38 puntos con los que finalizó la noche –su mejor marca de la temporada– suponen un bálsamo tras el doloroso final del encuentro que perdieron ante Chicago, en el cual falló un tiro libre para empatar el partido a falta de dos décimas para su conclusión. DeRozan entiende que son cosas en las que no puedes pensar para seguir adelante.

“Cuando te encuentras de nuevo en esa situación, sabes lo que se supone que debes hacer. Tienes que anotar esos tiros libres, así es como debes pensar. No puedes parar o dejar que sea el tiro libre el que te derribe no pensar demasiado, ya que fallarías los tiros libres en ese momento”, explica tras convertir 3 de 4 lanzamientos desde la personal en los últimos 50 segundos frente a Utah.

Con los 38 puntos que firmó anoche DeRozan alcanzó los 1.000 puntos por décima temporada consecutiva y los 16.000 en su carrera, un listón al que solo han llegado LaMarcus Aldridge, LeBron James, James Harden, Kevin Durant, Russell Westbrook y Stephen Curry desde 2009.

En un partido sin Aldridge, quien se ausentó por segunda noche consecutiva por un esguince en su pulgar derecho, fueron Patty Mills con 18 puntos y Dejounte Murray con 16 quienes escoltaron a DeRozan. Para Popovich fue un excelente esfuerzo colectivo. “Todos contribuyeron esta noche. Hicimos algunos ajustes y conseguimos que varios chicos estuviesen en la misma página. Normalmente, al hacer esos ajustes, siempre hay un par de muchachos que se pierden un poco”.

31 puntos de Mitchell

Los Jazz volvieron a contar con un fantástico Donovan Mitchell que se fue hasta los 31 puntos en 33 minutos; sn embargo, ni su buena actuación ni los 20 puntos que sumó Jordan Clarkson desde el banquillo fueron suficiente. Rudy Gobert, quien cerraría su hoja estadística con un doble-doble de 17 puntos y 19 rebotes, cree que no empezaron el encuentro con la intensidad necesaria. “Comenzamos demasiado blandos. Ellos cogieron confianza rápidamente y cuando les permites eso pueden ser realmente buenos. Creo que jugamos mejore en la segunda parte, pero ya era demasiado tarde”, sentencia el pívot francés.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.