DeMarcus Cousins vuelve a perder el control y acaba expulsado

Mala noche para . El pívot apenas pudo ayudar a que su equipo no fuera barrido de la cancha por Houston Rockets debido a acumulación de faltas.

La quinta infracción llegó en el tercer cuarto, momento en el que su entrenador, , decidió darle descanso para poder contar con él en minutos posteriores. Sin embargo, la sustitución encendió aún más los ánimos de Cousins hasta el punto de comenzar a protestar ferozmente contra el árbitro, lo que le valió dos técnicas consecutivas y la consiguiente expulsión.

Disculpas tras el partido

Al finalizar el encuentro, Cousins pidió perdon a sus compañeros y aficionados a través de Twitter.

“Decepcionado por el comportamiento que he tenido en la pista esta noche”, escribió Cousins. “Quiero perdir disculpas y decir que lo siento a mi equipo y a los aficionados por no estar a la altura”.