Demasiado Donovan Mitchell para los Pelicans


Utah Jazz ha puesto la directa. Los chicos de Quin Snyder volvieron a vencer anoche a New Orleans Pelicans (129-118) y suman ya siete victorias consecutivas para ser el único equipo que mantiene el pulso en la Conferencia Oeste a Los Angeles Lakers y Los Angeles Clippers.

Una vez más los de Salt Lake City estuvieron liderados por Donovan Mitchell. Hablar de que vaya a estar en la pelea por el MVP quizás sea aventurarse mucho, pero es que está de dulce. 36 puntos (con 6 de 8 en triples), 7 rebotes y 5 asistencias fueron los números del escolta, quien cree que el acierto de sus compañeros ayudó a que él pudiese brillar más.

“En cada oportunidad que tenía, me mantenía atacando a su defensa y llegando hasta la canasta. Me puse rápido con 13 puntos y ellos se enfocaron más en mí, así que en ese momento mis compañeros se encontraban abiertos y en buena posición. Luego los chicos convirtieron los tiros y la preocupación sobre mí decayó. Simplemente se trata de un juego mental”, explica la estrella de los Jazz, quien estuvo bien acompañada por los 20 puntos de Mike Conley y los 19 que aportó Jordan Clarkson desde el banquillo.

Utah ganó con holgura, pero hubo un rato en el que pareció que no sería así. Los Pelicans empezaron mejor que su rival; tanto como para ponerse 16 puntos arriba poco después de comenzar el segundo cuarto. Sin embargo, si algo le falta a la franquicia de Luisiana es consistencia. Al descanso ya perdían por un punto. Cuando restaban cuatro minutos para la conclusión del tercer cuarto ya se veían 16 puntos abajo. No se recuperaron de recibir tal remontada. Stan Van Gundy cree que perdieron ritmo en ataque.

“Nuestro juego sufrió una desaceleración a nivel ofensivo. No jugamos con la suficiente fuerza en el lado ofensivo. Dejamos de hacer tiros. Y defensivamente no fuimos buenos durante todo el partido”, explica el head coach de los Pelicans.

Zion, en sus números

Aunque New Orleans ha ganado solo uno de sus últimos ocho partidos, el motivo no será que Zion Williamson no esté cumpliendo con su parte del trato. El jugador de segundo año aportó anoche 27 puntos con un 9 de 14 en tiros de campo (está en un 59,1% en la temporada). Su efectividad es indudable, pero por ahora insuficiente pese a que otros como Brandon Ingram (23 puntos ante Utah) también están firmando una buena campaña. Los de Luisiana necesitan mejorar pronto si no quieren que la temporada acabe antes de tiempo y que la frustración les domine –ayer Stan Van Gundy acabó expulsado–.

(Fotografía de Alex Goodlett/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.