Dennis Rodman vuelve a Corea del Norte

ha vuelto a Corea del Norte para reunirse con Kim Jong Un con el objetivo de ultimar los preparativos del partido que 12 exjugadores de la NBA disputarán en Pyongyang el 8 de enero. El encuentro forma parte de los actos para conmemorar el cumpleaños del líder de la nación coreana.



A pesar de que la visita llega apenas unos días después de la ejecución del tío de Kim Jong Un, Jang Song Thaek, Rodman se mostró ajeno a la actualidad política del hermético país.

“No puedo controlar lo que hacen en su gobierno, no puedo controlar lo que dicen o cómo hacen las cosas aquí”, declaró Rodman a The Associated Press en una entrevista realizada en el hotel en el que se hospeda en Pyongyang.

“Simplemente estoy tratando de venir aquí como una figura del deporte y tratar de tener la esperanza de abrir la puerta para mucha gente en este país”.

Rodman ha viajado en varias ocasiones a Corea del Norte durante el año 2013, considerando a Kim Jong Un como un “amigo”.

“He venido a ver a mi amigo, y la gente siempre me da la tabarra cuando digo eso”, declaró Rodman. “Estoy muy orgulloso de que sea mi amigo, porque no ha hecho nada como para ocultarlo, ni ha dicho cosas malas sobre mi país”.

Rodman, que fue recibido con honores de Jefe de Estado en el aeropuerto de Pyongyang, aún no ha anunciado quienes serán los integrantes del encuentro de exhibición que ha de disputarse en enero.

“Corea del Norte me ha dado la oportunidad de traer a jugadores y sus familias aquí, para que así la gente y estos jugadores puedan ver que este país no es tan malo como lo ponen en los medios”, concluyó.