Denver completa la hazaña y se cita con los Clippers en la siguiente ronda


Los Nuggets lo han conseguido. Viéndose contra las cuerdas después de que los Utah Jazz colocasen el 3-1 en la eliminatoria, los chicos de Mike Malone han sido capaces de sacar lo mejor de sí mismos teniendo la espada contra la pared. Con grandes actuaciones de Jamal Murray y un inspirado Nikola Jokic en el séptimo partido (30 puntos y 14 rebotes), los de Colorado se han convertido en el duodécimo equipo de la historia de la NBA que remonta un 3-1 en contra.

Lo más curioso de la definición de esta fantástica serie es que ha llegado con un partido que recuerda a tiempos pasados. Dejando atrás las enormes actuaciones defensivas de Donovan Mitchell y Murray –ambos han conseguido dos partidos de 50 puntos en la eliminatoria– anoche se vivió un encuentro en el que las defensas dominaron hasta el punto de que el marcador final fue un corto 80-78. Sí, fue una verdadera batalla en la que solo uno podía quedar en pie y por la que todos merecen reconocimiento.

Así lo sintió Jamal Murray. Quedándose en 17 puntos, el talentoso jugador de Denver frenó por un momento su euforia por el triunfo para acercarse a Mitchell, ayudarle a levantarse de la cancha y darle un apretón de manos. Una señal de respeto entre dos jugadores que han hecho historia en esta primera ronda de playoffs en la burbuja de Orlando.

Jokic, decisivo

Tras estar varios partidos a la sombra de Murray, el pívot serbio se hizo enorme en el Game 7 para firmar 30 puntos y 14 rebotes, logrando además la canasta que rompía el empate a 78 a falta de 28 segundos para el final. El encuentro realizado por Jokic tiene aún más mérito al compararlo con el rendimiento general del equipo. Los Nuggets en conjunto se quedaron en un 37,3% en tiros de campo para un total de 80 puntos, Nikola lanzó 12 de 23 para 30 puntos.

“Antes de que comenzara la serie, sentí que iba a ser interesante. Después de que se pusieran 3-1 no podía pensar que lo sería tanto como lo ha terminado siendo. Me alegro de haber ganado el partido y la eliminatoria”, comenta un satisfecho Nikola Jokic.

Tremendo final

Si algo no le faltó al séptimo partido entre Denver y Utah fue tensión en los minutos finales. En el último cuarto –y prácticamente durante todo el partido– conseguir anotar se convirtió en todo un reto para los dos conjuntos. Cada ataque valía oro, y más en una recta final en la que con los dos equipos estuvieron igualados hasta el punto de que la victoria pudo caer literalmente para cualquier lado hasta que sonó la bocina. Como decíamos, Nikola Jokic puso a los suyos por delante a falta de 28 segundos, pero la alegría pudo tornarse en tristeza en un abrir y cerrar de ojos. Pese a que Mitchell perdió el balón en la último posesión, Torrey Craig fallaría en el contraataque para dar esperanza los de Salta Lake City, que rápidamente dieron el balón a un Mike Conley que no sería capaz de acertar con un triple que habría dado el triunfo a los suyos. Si no pudiste verlo, aquí lo tienes.

Snyder, orgulloso del trabajo

Caer eliminado después de dominar 3-1 nunca es plato de buen gusto, pero Quin Snyder no quiso quedarse con eso, sino con el enorme esfuerzo que han hecho los suyos tanto en la eliminatoria como en el partido decisivo, en el cual debieron remontar para pelearlo hasta el final. “Lo que recuerdo de esta noche es que estábamos muertos en mitrad del mar en el primer tiempo y que no estábamos jugando nada bien en muchos aspectos. Nuestro grupo siguió trabajando y compitiendo. Eso es para mí tan importante como cualquier otra cosa que haya ocurrido esta noche”, sentencia.

En lo que respecta a las actuaciones individuales, Donovan Mitchell fue el máximo anotador de los suyos con 22 puntos, si bien perdería hasta nueve balones. Rudy Gobert firmó un doble-doble de 19 puntos y 18 rebotes, y Jordan Clarkson fue el único de los restantes que alcanzaría los dobles dígitos de anotación con 10 puntos.

Esperan los Clippers

Así es. Casi sin tiempo para disfrutar esta victoria, los Nuggets saben ya que mañana jueves se verán las caras con Los Angeles Clippers en las semifinales de la Conferencia Oeste. Será un rival muy diferente a los Jazz y que también vienen de sufrir lo suyo frente a los Dallas Mavericks de Luka Doncic. ¿Tienen argumentos en Denver para plantar cara a uno de los favoritos al anillo? No tendremos que esperar mucho para comprobarlo.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.