Denver no da opción a los Lakers

Nueva derrota del cuadro angelino, la cuarta seguida

La noche festiva para , quien pasó a Michael Jordan en la cuarta plaza de máximos anotadores históricos de la NBA, quedó empañada para él y para todos los . Los de Luke Walton volvieron a perder, lo que ya no es novedad sino una triste tendencia. Lo hicieron contra los (99-115) que se quedan así a 1,0 partidos del liderato del Oeste.

Sin apenas opciones

Un parcial de 25-43 en el primer cuarto a favor de Denver ilustró el momento de salud por el que pasan los Lakers, que no fueron capaces de estar por delante en el marcdor ni un instante y que ni siquiera con el hito de James superando a Jordan fueron capaces de enchufarse realmente al partido. Solo una reacción en el tercer cuarto, con un parcial global para esos 12 minutos de 28-19, hizo que los locales tuvieran algo de esperanzas para el tramo final (77-85). Pero fue un espejismo, que duró hasta la mitad del último cuarto. Los Lakers habían llegado a ponerse a dos puntos (85-87) y pero con 91-95 encajaron un parcial de 0-9 del que ya no pudieron regresar. , 23 puntos, fue el máximo encestador de unos Nuggets cuyo quinteto inicial al completo registró dobles dígitos anotadores.

En su noche especial, LeBron James terminó con 31 puntos, dentro de la impotencia general de unos Lakers, sin Tyson Chandler, Lonzo Ball, Brandon Ingram y Kyle Kuzma, que cada vez tienen resultados peores. Por buscarle algo positivo, de cara al futuro, Moritz Wagner igualó su mejor marca profesional con 12 puntos. Los Lakers, 30-35, ya son undécimos del Oeste, a 6,5 partidos de la quimera de los playoffs y con un balance similar al de Minnesota y solo 1,0 duelos mejor que el de los Pelicans. Los californianos tienen un récord reciente de 2-8 en los últimos diez encuentros.

Rondo se sentó con los fans… en lugar de en el banquillo

Sabemos que en la NBA los asientos de pie de pista para los espectadores son contiguos a los del banquillo. Y en ese espacio se dio anoche una situación peculiar y que puede mostrar hasta qué punto las cosas no están bien en el ambiente de los Lakers.

A falta de menos de un minuto para la conclusión, con todo decidido, se pudo ver a , sustituido previamente por Isaac Bonga, sentarse en el lado de los Lakers. Pero no lo hizo estrictamente en el banquillo, sino que se situó entre los fans. Saquen ustedes sus propias conclusiones.

(Foto de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Pistons continúan lanzados

Los Suns se llevan el duelo del ‘tanking’

Siguiente