Denver remonta 19 puntos en el Chase Center y se impone a los Warriors en la prórroga


Con más sufrimiento del que cabría esperar a priori los Nuggets lograron su 29ª victoria al derrotar a los Warriors por 131-134. Los que fueran primer y segundo clasificados del Oeste en la pasada fase regular se medían en un contexto muy diferente, pero no por ello Denver encontró un camino fácil hacia el triunfo en su primera visita al Chase Center. De hecho, los de Colorado llegaron a verse muy por debajo en el marcador en varias ocasiones, y necesitaron cinco minutos de tiempo extra para hacer que la balanza cayese finalmente de su lado.

Y es que Golden State salió a la pista como si nada hubiese cambiado desde la última vez que ambos equipos se midieron. El cuadro dirigido por Steve Kerr fue claro dominador del primer cuarto, en el que de la mano de un inspirado Jordan Poole se colocó rápidamente con 19 puntos de ventaja (34-15), una distancia que, con sus idas y venidas, lograrían mantener hasta mediados del tercer periodo (72-53). No obstante, sabedores de que no podían dejar escapar un triunfo así, los Nuggets se pusieron el mono de trabajo y fueron poco a poco apretando el choque y poniendo en jaque el liderato local.

Porter sigue creciendo

Uno de los responsables de dicha reacción fue Michael Porter Jr., que anotó 15 de sus 18 puntos tras el descanso, y fue además el autor del 2+1 que colocó el 108-109 en el electrónico, resultado que supuso la primera ventaja de los suyos desde el 0-3. El rookie (o sophomore, según se mire) logró además capturar 10 rebotes y repartir 5 asistencias, cifras que suponen su récord personal en ambos apartados y que le permitieron firmar el primer doble-doble de su carrera. Tras un inicio de temporada bastante cauto, parece que el alero se va sintiendo cada vez más cómodo, y su aportación en esta segunda mitad de temporada puede ser vital para unos Nuggets que aspiran a seguir creciendo.

Con todo, esta pequeña ventaja duró apenas unos segundos, pues tras un intercambio de tiros libres Eric Paschall convirtió un triple que volvía a poner a los Warriors por delante con solo 16 segundos por jugarse, en esta ocasión por dos puntos (113-111). Sin embargo, a los visitantes no les tembló el pulso, y con una jugada diseñada para Nikola Jokic, que terminaría con 23 tantos, 12 rebotes y 8 asistencias, lograron que el serbio igualase el electrónico con una cómoda canasta en la pintura. Alec Burks, líder de los suyos en anotación con 25 puntos, tuvo en sus manos la última posesión, pero su lanzamiento de tres no entró y el partido se fue a la prórroga.

En esta, Will Barton y Malik Beasley se encargarían de sellar el triunfo de los Nuggets, así como de consagrarse como máximos anotadores con 31 y 27 respectivamente. Golden State volvió a gozar de un último triple, esta vez en manos de Damion Lee, que pudo forzar un segundo tiempo extra, pero este también fue escupido por el aro y no pudo evitar la décima derrota consecutiva de los locales, que continúan como colistas del Oeste. Denver por su parte se aferra a la segunda plaza, puesto que ocupa en solitario gracias a la derrota de los Jazz y que tratará de defender en los 41 duros partidos que le quedan por delante.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.