Denver se impone a unos mejorados Knicks


Los neoyorquinos acaban su gira por la Conferencia Oeste con dos triunfos y dos derrotas

Ya llueve mucho menos por Manhattan. El cambio de entrenador parece haber sentado bien a los New York Knicks, que si justo antes de despedir a David Fizdale caían por 37 puntos en el Madison frente a Denver Nuggets, anoche frente a ese mismo equipo y jugando en Colorado claudicaban por solo seis puntos (111-105).

Los Knicks han pasado de recibir un golpe y quedarse en la lona a encajarlo y levantarse. Contra los chicos de Mike Malone se vieron hasta 20 puntos abajo, pero ello no impidió que en el último cuarto se colocasen incluso por delante en el marcador (93-98 a falta de siete minutos). Ahí apareció Nikola Jokic. El serbio se echó el equipo a sus espaldas para apaciguar la rebelión de los Knicks con 9 puntos (25 en total) en los seis últimos minutos. Aunque la victoria se acabó quedando en casa, Michael Malone se mostró molesto por la relajación de sus chicos en el tercer periodo, la cual cree que posibilitó la remontada del rival.

“En ese tercer cuarto no defendimos absolutamente a nadie. Lo que sí me gustó es que reaccionamos y solo permitimos 21 puntos en el periodo final dejándolos en un 29 por ciento en tiros de campo. Nuestra defensa subió el nivel cuando fue necesario. En ataque los chicos fueron capaces de dar un paso y completar algunas jugadas realmente buenas”.

Además de la buena actuación de Jokic, Will Barton concluiría con 16 puntos y 9 rebotes, Gary Harris firmaría 15 y Jamal Murray se marcharía hasta los 14, incluyendo un triple en los últimos minutos del encuentro que prácticamente cerraba la victoria a favor de los suyos.

Miller, contento

La franquicia neoyorquina ha cambiado de actitud sobre la pista. Ya sea por haber dejado atrás un bloqueo mental o por otro motivo, la realidad es que han pasado de recibir paliza tras paliza a pelear los partidos; tanto es así que en tres de los cinco encuentros con Mike Miller en el banquillo la diferencia final ha sido de dos o menos puntos. Julius Randle, quien acabó ante Denver con 20 puntos solo por detrás de los 22 de Marcus Morris, cree que han mejorado mucho.

“Hemos crecido mucho en esta gira de partidos. Ser capaz de concluir este viaje por la carretera con un 50 por ciento de victorias es muy bueno. Nos dimos la oportunidad de hacerlo genial y estar metidos al final de los partidos. Hoy fallamos algunos tiros fáciles, ellos los convirtieron y perdimos. Ahora volvemos a casa con la oportunidad de empezar de nuevo y seguir jugando bien”.

(Fotografía de Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.