Denver sorprende a los Warriors y sigue invicto

Tras la impresionante noche de sábado que nos brindó , con un espectacular triple-doble sin fallos en el tiro de campo, Denver continuó con su idilio de este principio de temporada y sorprendió a los para llevarse el triunfo (100-98) y seguir invicto en la competición, con un notable balance de 3-0.

El decisivo tercer cuarto

Golden State, que se coloca 2-1 de balance, vio cómo su visita a Denver se le iba por el sumidero en el tercer cuarto, cuando encajaba un 31-23 de parcial que cambiaba el rumbo del marcador, del 47-49 con el que se fueron los equipos a los vestuarios, al 80-70 a falta de 12 minutos. Ahí, en el asalto final, los instantes decisivos se caracterizaron por la falta de acierto de ambas escuadras y apenas se movía el electrónico. Jokic, excelente de nuevo pero no al nivel del sábado noche, firmaba a falta de 2 minutos y 53 segundos el 97-93. El serbio acabaría con 23 puntos, 11 rebotes, 6 asistencias y 7/14 en tiros de campo.

A partir de esa canasta, que fue la última anotación que firmó el líder de los , todo acierto ofensivo se redujo a la máxima expresión. Un 0-4 de los Warriors, con encestes de Stephen Curry, 30 puntos, y de Andre Iguodala, empataba la contienda 97. El mate del MVP de las Finales de 2015 fue la última canasta en juego. Después, más desaciertos, pocos puntos y tres tiros libres convertidos por Denver, frente a uno solo de los Warriors, como crónica decisiva de los postreros segundos. Y como crónica también de una actuación lamentable de los locales en los tiros libres, apenas por encima del 50 por ciento de acierto. Si hubieran atinado más y no se hubieran quedado en 24/52 no habrían tenido las apreturas finales.

El tapón de Juancho

, que lideró a los suyos en anotación con 28 créditos, hizo en este momento 1/2 en tiros libres, lo mismo que Paul Millsap y Jamal Murray. Suficiente, porque en el otro lado de la pista, solo lograba otro 1/2.


No obstante, le quedaba, tras el acierto de Murray, una última bala a los Warriors. Sin embargo, perfectamente usado por Mike Malone, apareció para colocar un tapón a Damian Jones y mantener invictos a los Nuggets.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Las sanciones de la NBA a Ingram, Rondo y Paul

Los Clippers tumban a unos Rockets sin el sancionado Chris Paul

Siguiente