Denzel Valentine, ¿el creador de los Bulls?

Cuando a le preguntan sobre la posición en cancha de , éste siempre da la misma respuesta: “Es un jugador de baloncesto”. Y es que eso es precisamente el jugador de los . Un jugador perimetral al que encorsetarle en una única posición, puede ser un tremendo error.

El factor que hizo que Valentine fuese seleccionado en los puestos altos del Draft 2016 (14º) a pesar de sus precarias rodillas, fue su visión de juego, su IQ, su talento para leer el baloncesto más rápido y más inteligentemente que el resto. No por nada llegó proveniente de la NCAA con un guard/forward que promediaba más de siete asistencias por encuentro.

Su primer año en la NBA se le ha resistido. Las lesiones no ayudaron en el primer tramo de la temporada, y la inconsistencia propia y del equipo, no lo arreglaron después. Su segundo año podría ser totalmente diferente. Sin referentes en la creación con las salidas de Jimmy Butler y Rajon Rondo, parte del peso creador podría recaer sobre Valentine si éste sabe estar listo para asumirlo. Pero para ello, lo que estamos viendo en la Summer League debería ser, obligatoriamente, algo pasajero.

Summer League

En sus tres primeros partidos disputados en Las Vegas, Valentine ha promediado 10,3 puntos con un 27,3% de efectividad en el tiro. Y eso que el lanzamiento es otra de sus señas (positivas) de identidad. Además, su don creador le está saliendo caro al equipo: ocho pérdidas por cada nueva asistencias en esta terna de encuentros.

“Estoy muy confiado”, sale del paso sin tapujos Valentine para el Chicago Tribune. “Trabajo duro en el gimnasio día a día, así que sé lo que soy. Solo tengo que acostumbrarme al equipo en el que juego y a mis compañeros… (ser creador de juego) no era mi rol la temporada pasada. Pero creo que esa oportunidad está por llegar”.

Creadores y “creadores”

No olvidemos, no obstante, que a pesar de las marchas de Butler y Rondo, en Chicago siguen contando con tres bases al uso: , y . Será cuestión de hallar la sintonía y el sentido de la oportunidad.

Por ejemplo, Hoiberg ya avanza una situación de pizarra. Si el alero coge el balón, en este caso Valentine, libertad total para subir el balón e iniciar jugada. “Eso es lo que me gusta de su ofensiva [del sistema de Hoiberg]. Casi todo el mundo toca la pelota si lo haces de la manera correcta. Todo el mundo juega conjuntamente, creando jugadas entre todos y tratando de encontrar al mejor tirador”.

¿Bulls 2016/17?

Este año, por el modo en el que se están confeccionando las plantillas, uno podría situar a los Bulls fuera de los playoffs. Sí, incluso siendo jugando en el Este e incluso reteniendo a Dwyane Wade. Pero Valentine piensa que hay un elemento a valorar que a menudo se nos escapa. La evolución sintomática.

“Somos un equipo que está en busca de ese alguien que dé un paso adelante. Todo el mundo está en la NBA por una razón “, explica Valentine. “Puedo nombrar un montón de nombres de jugadores que llegaron (a la liga) sin ser una superestrella y luego se convirtieron en una —¿Butler?—. Entonces, ¿quién puede decir que no podemos hacer lo mismo? Así es como me siento”.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

¿Klay Thompson por Paul George? El traspaso que pudo ser este verano

Summer League: nuevo triple-doble de Lonzo Ball

Siguiente