Rose, sobre su nivel entre los mejores: “Aún puedo jugar”


Se intuía una bomba. Un jugador que cinco años después de salir del instituto era MVP de la NBA, con solo 21 años. El cetro más joven de la historia, por delante de leyendas ya edificadas como LeBron James, Kobe Bryant, Tim Duncan, Kevin Garnett y un kilométrico etcétecera de cuerpos que dominaban la liga en el año 2011. Por encima de todos ellos estuvo Derrick Rose. Pero de aquella vista previa inmejorable —uno de los jugadores más prometedores de la década— las lesiones terminaron dejando a Derrick Rose en otra clase de jugador. Degradado por muchos del lobby más alto de la liga —aunque él no lo crea así—, el base sigue cumpliendo con un nivel notable en la NBA, pese a que su fulgurante ascenso a la élite parece ya caduco y lejano.

Sin embargo, él más que nadie sabe hasta dónde pueden llegar su cuerpo y mente tras hasta cuatro operaciones severas en la rodilla. Una de ligamentos y tres en el menisco. El milagro, quizá, es que siga jugando en la NBA y anotando casi 20 puntos por partido después de eso. Él, no obstante, se sigue poniendo en el pellejo de los mejores.

“Cuando llego a un buen equipo, todavía me siento enganchado de la misma manera. ¿Qué vas a decir después? Lo único que se puede decir es que todavía puedo jugar”, defiende Rose, en una entrevista concedida a The Associated Press, sobre su posicionamiento entre los jugadores más destacados de la liga.

No en vano, la pasada temporada pudo encadenar 18,0 puntos, 4,4 asistencias y 45,1 por ciento en tiros de campo con los New York Knicks. Números muy por encima de un exjugador de 28 años, como le valoran muchos. Su impacto, sí que es cierto, ya no es ni la mitad de a lo que llegó.

Cambio a Cleveland

Este verano ha servido para resetear plenamente sus baterías. De cobrar 21 millones anuales el pasado curso, Rose percibirá 2 por haberse enrolado a las atestadas nóminas de los Cavaliers, firmando por el mínimo de veterano. Una nueva oportunidad de anillo, dado que en Chicago se escapó la ocasión hace bastantes años; casi tantos como han transcurrido desde su primera lesión grave, en 2012.

El cambio puede ser un cáliz para su carrera en cuestión de juego y motivación. “Derrick ha atravesado muchas cosas mentalmente en los últimos dos o tres años. Cuando estás perdiendo más que ganando, puede hacerse difícil. Así que estar en un ambiente ganador, viendo cómo LeBron se prepara y las cosas que hace con su cuerpo, Derrick puede incorporar eso a su juego” alega Reggie, hermano de Derrick Rose.

Por qué los Cavs

No solo con LeBron James; Rose compartirá moqueta con Isaiah Thomas —si no se tuerce el traspaso— y el grueso que ha llegado a las Finales en los tres últimos años. La ocasión es inmejorable para el base, y bien lo sabía cuando en verano varias franquicias estuvieron detrás de su fichaje. Eligió los Cavaliers perdiendo bastante dinero.

De su nuevo equipo, además, también le han llovido rosas desde los despachos. Koby Altman, nuevo general manager en Cleveland, aseguró que Rose firmó con los Cavaliers, y no con otros equipos, debido a su “mentalidad específica, objetivo y compromiso total con la victoria”.

Personalidad desconocida

Lesionado el pasado curso en el menisco, Rose ha trabajado duro cuando otros veraneaban y parece que estará listo para el comienzo de la temporada 2017-18.

Y dejando la materia estrictamente competitiva en un rincón para cerrar las confesiones del base, Rose se ha confesado como una personalidad desconocida y en cierta manera incomprendida. El público general puede tener un concepto personal de sí mismo alejado de la realidad. “Soy tozudo. Me gusta moverme a mi propio ritmo. Siempre que no haga daño a nadie, siento que puedo hacer eso. La gente cree que soy engreído, temerario y díscolo. Ése no soy yo. Eso no es lo que me considero. Pero no depende de mí preocuparme por eso. Mi familia y amigos saben la persona que soy en realidad”, reflexiona Rose, que no es una mentalidad no demasiado activa en el mundo de Internet, ni tampoco avezado a los grandes actos públicos con diferentes celebridades.

 


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.