Derrick Rose pidió disculpas a su manera: breve y alejado de lo emocional

En la carrera de no ha sido habitual que un hombre callado y de bajo perfil como él se haya dirigido a sus compañeros mediante charlas de vestuario que tanto se asocian con los líderes y veteranos de toda plantilla. Por eso lo ocurrido anoche en Cleveland es significativo.



De acuerdo a fuentes de ESPN, Derrick Rose habló ayer a todos sus compañeros de los antes de la sesión de tiro previa al partido que los de Ohio disputaron ante Sacramento. A pesar de que voces autorizadas de la plantilla de los Cavs como el propio LeBron James habían dicho públicamente que Rose no tenía que pedirles perdón, Rose solicitó permiso al entrenador para poder hablar con sus compañeros y pedirles disculpas.

Rose no se extendió durante mucho tiempo y su charla fue breve y alejada de lo emocional según las fuentes que estuvieron presentes. “No fue gran cosa y tampoco necesitaba serlo”, dijo una fuente a ESPN sobre las palabras de Rose. El base explicó que se había sentido muy frustrado por la lesión que arrastra en el tobillo izquierdo desde el segundo partido de la temporada y que por el momento le tendrá en el dique seco de forma indefinida.

Lue dio más detalles

“No tenía por qué hacerlo, pero lo hizo”, explicó Tyronn Lue sobre la decisión de Rose de hablar. “Me pidió si podía hablar con el equipo antes de la sesión de tiro y lo hizo. Todo el mundo le dio la bienvenida y él está feliz de volver, así que no hay más. Es bueno tenerle de vuelta y escucharle, porque no es muy hablador. Ya sabéis que es un tipo callado”.

El entrenador de los Cavs no dio una fecha estimada para el retorno de Rose ya que “no se producirá en los próximos partidos o algo así” debido a que “hay que ver como responde al tratamiento”. Lue confirmó de forma indirecta que efectivamente Rose ha estado totalmente desconectado de los Cavs en estas dos semanas ya que el técnico dijo no saber si su base se había estado tratando del esguince de tobillo durante su ausencia.

Los Cavs están manteniendo una increíble racha de triunfos que ya alcanza los 13 seguidos y volverá probablemente en la segunda quincena de diciembre, por lo que no está claro el rol que asumirá Rose cuando sane su tobillo y esté de vuelta. Esta campaña Rose se ha perdido 18 de los 25 partidos que han disputado los Cavs y promedia 14,3 puntos, 2,6 rebotes y 1,7 asistencias en 7 encuentros jugados.