Derrick White se consagra y pone por delante a los Spurs

Los ganaron anoche en casa a los (118-108) y se colocan 2-1 en su serie. Hubo un protagonista absoluto por encima del resto, un hombre que solo lleva dos años en la NBA, un sophomore que ayer se consagró definitivamente en la NBA. fue el líder de San Antonio y al protagonismo ganado en el Game 1 en Denver, donde fue uno de los mejores, anoche le supo añadir un paso adelante de quilates. Acabó con 36 puntos, máximo anotador de la cita, récord suyo en playoffs.

White, de héroe

Fue su día, capaz de conducir con paciencia a unos Spurs que sufrieron mucho en el segundo cuarto, momento en el que acumularon la máxima desventaja para ellos de la jornada. Un 40-50 que era una alarma, pronto apagada por el fino trabajo de White, ímpetu juvenil, azote rival, que coronó ese cuarto con un robo de pelota que terminaba de insuflar aire a San Antonio (61-58).

Al descanso con 26 puntos en su haber, la responsabilidad de que San Antonio viviera era en gran parte suya. Apoyado por DeMar DeRozan, 25 puntos, por LaMarcus Aldridge, 18 tantos y 11 rebotes, y por la eficaz media hora de Jakob Poeltl, White encontró en estas piezas a los mejores socios para que su gran día terminara con victoria. Y una cosa notable: los Spurs ganaron con apenas 20 intentos en tiros de tres y 7 aciertos. En la era del triple, sacar adelante trabajos con solo 21 puntos procedentes del perímetro es digno de reseñar.

Denver, algo inconsistente durante toda la serie, se desmoronó en el último cuarto, escenario en el que había puesto el pie con plenas opciones (88-84). Principalmente, de nuevo por White. Estaban los Nuggets a cuatro puntos cuando el base generó 6 tantos seguidos. Primero, robó el balón, montó la contra y asistió a Marco Belinelli para el triple; luego, otra transición saldada con 2+1 para él. ¿El resultado? De 93-89 a 99-89. Fin de la cita.

Porque qué difícil son siempre este San Antonio de , eternas presencias en playoffs desde hace un par de décadas y ahora con mucha parte de la eliminatoria ganada. Tumbaron el factor cancha en Denver, solo una remontada feroz de los Nuggets impidió que volvieran a Texas con el 2-0 bajo el brazo y ahora, con 2-1, tienen el sábado la puerta para amarrar un 3-1 casi definitivo. Pero Denver fue 2º del Oeste por algo. Habrá mucha pelea mañana. Nadie es favorito, nada está cantado.

(Fotografía de portada: Sam Greenwood/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Warriors espabilan y barren a los Clippers en Los Angeles

Dwight Howard ejercerá su opción de jugador para seguir en los Wizards

Siguiente