Derrota vergonzante de los Knicks ante los Cavs y pitos en el Madison

Tras sumar su segunda victoria del curso, contra los interesantes Mavericks, parecía como si hubiera un halo de resurrección en los y en sus opciones. Pero todo de desvaneció de una manera veloz, a la misma altura de la derrota de New York en casa y ante los (87-108). Además de lo abultado del marcador, el hecho de que se produjera contra Cleveland, equipo a priori destinado a vivir en la parte baja del Este pero que con 4-5 de balance es séptimo de la Conferencia, puso el grito en el cielo para los aficionados de los Knicks. Pitos y abucheos para una escuadra que sin grandes pretensiones, tampoco dispone de una plantilla para ir 2-8. Junto con los Warriors, leen bien, el peor balance de la NBA. Esto es la NBA.

Los pitos a los jugadores de los Knicks por parte de su afición pueden ser más de lo mismo en una trayectoria reciente lastimosa. Una de las franquicias más famosas del mundo pero que no alcanza los playoffs desde 2013.

¿En peligro el puesto de Fizdale?

No parece que a corto plazo el entrenador de los Knicks se vaya  quedar sin empleo. Aunque en ocasiones, cuando esto se dice desde las altas instancias de un club no suele ser buena señal para el interesado. No obstante, informa Ian Begley, para theKnicksBlog, que no habrá despido inminente de Fizdale, pero que las cosas deben cambiar.,

Tras la debacle contra Cleveland, 31 puntos y 5/8 en triples de Collin Sexton, que hizo y deshizo a su antojo, rueda de prensa del presidente de los Knicks, , y del general manager, Scott Perry. Algo poco habitual tras un partido. Pero es que los Knicks han caído en ocho ocasiones ya para esta 2019-20, en cuatro de ellas por al menos 20 puntos.

“Todavía creemos en nuestro cuerpo técnico. Creemos en el plan que Scott y yo elaboramos y los jugadores que firmamos”, dijo Mills. “Pero también debemos reconocer que no hemos jugado al nivel en el que esperábamos jugar.Tenemos que encontrar una manera de jugar partidos completos al nivel que se espera de nuestro equipo. Esa es una responsabilidad que tomamos colectivamente”-

Mills quiso dejar claro, por si había dudas, que la sensación de decepción de los fans con el equipo es compartida por la gerencia. “No estamos felices donde estamos ahora. Y estamos comprometidos a mejorar esto. Tenemos que unirnos como grupo y ser más consistentes a la hora de jugar”. Pero apeló a la paciencia. “Necesitamos encontrar una manera de jugar de manera constante. No sirve jugar bien solo dos cuartos. Creemos en el grupo. Solo tenemos que encontrar la forma”.

Perry confía en que a partir de ahora el equipo remonte el vuelo. Para empezar, desde el martes, con una visita a Chicago interesante, ya que los Bulls son junto con los Mavericks el único equipo al que han ganado este curso los de Fizdale. Por su lado, el entrenador de los Knicks asumió la culpa de la derrota. “Soy el responsable. Todos los días tengo urgencia sobre este equipo, sobre cómo los entreno, sobre cómo mejorarlos, sobre cómo desarrollar hábitos consistentes”. De momento, las cosas no salen. Su balance desde que llegara a los Knicks para arrancar la 2019-20 es de 19-74.

(Fotografía de portada Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Waiters: suspensión de 10 partidos por el asunto del comestible con cannabis

Episodio 24: lo de Kawhi será así para siempre

Siguiente