Desastre absoluto de Utah en Dallas

50 puntos de diferencia. Esa es la distancia que hubo entre los dos equipos que se enfrentaron en el American Airlines Center este miércoles. Y para mayor sopresa el equipo que consiguió esa renta fue Dallas y el rival Utah . Inesperado, ¿no?

Los Mavs le endosaron a los Jazz una dolorosa derrota merced al 118-68 que reflejó el marcador al final del partido, al que se llegó tras dos mitades bien diferenciadas. Si en la primera parte Dallas ganó ambos cuartos por 6 puntos de diferencia cada uno, en la segunda parte llegó el horror por parte de Utah. Solo 22 puntos en 24 minutos, un absoluto desastre que provocó que se batieran varios registros y se llegasen a marcas históricas según datos de ESPN StatsSports Illustrated. A saber:

  • La segunda mayor victoria en la historia de los Mavericks (+53 es el récord).
  • La segunda peor derrota en la historia de los Jazz (-56 es el récord).
  • La segunda peor anotación de Utah en una mitad (21 es el récord).
  • La peor derrota de los Jazz desde que se mudaron a Utah.
  • La peor anotación de un equipo en la NBA esta temporada (ninguno había bajado de 80 puntos)
  • La menor cifra de puntos encajados en una mitad en la historia de los Mavericks.
  • Menos puntos anotados en un partido de la NBA desde los 64 puntos de Dallas ante Memphis en noviembre de 2016.

Utah, cuya peor marca de puntos anotados sigue siendo el famoso encuentro de las Finales de 1998 ante Chicago Bulls en los que se quedó en 54 puntos, no anotaba tan poco desde el año 2006, cuando se quedó en 65 puntos ante Memphis.

“Hubo un punto en el que dejamos de competir”, dijo el entrador Quinn Snyder en declaraciones recogidas por Associated Press. “Tenemos que asumirlo todos ya que además el marcador así lo refleja”.

Harrison Barnes fue el máximo anotador de los Mavs con 19 puntos, J.J. Barea logró 14 y y Dwight Powell se fueron a 13 cada uno. Por los visitantes fue el máximo anotador con 11 puntos, 3 asistencias y 4 robos.

“No recuerdo un mejor rendimiento defensivo de los Mavericks en 11 años”, comentó Rick Carlisle, técnico de los tejanos. “Estoy realmente impresionado por el modo en que los jugadores han estado contra un equipo ante el que es realmente complicado jugar”.