Desde el 23 de noviembre no perdían los Thunder; ayer lo hicieron


La suficiencia con la que los de Oklahoma City han ganado muchos de los últimos doce partidos consecutivos ayer se vio totalmente truncada. Victoria de los Timberwolves (13-11) por 99-93 ante unos Thunder que, a pesar de la derrota, siguen siendo los líderes de la Conferencia Oeste (21-5).

Soberbios estuvieron durante todo el partido Kevin Love y Nikola Pekovic. El ala-pívot acabó con 28 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias, mientras que el jugador montenegrino no tuvo piedad bajo el aro llegando hasta los 24 puntos y 10 rebotes. J.J. Barea cogió su protagonismo en el último cuarto, cuando anotó 14 de sus 18 puntos y fue clave para mantener la diferencia en el marcador con los Thunder.

“Me encanta. Nosotros solamente necesitábamos un poco más esta noche, un poco más de energía y estoy contento de que haya sido capaz de aportar eso al equipo hoy”, señalaba Barea. “Ha sido importante ganar, claro. Pero me gustaría llegar a un punto en el que esto no sea una sorpresa. Ha sido un gran partido ante el mejor equipo, y se ha visto que podemos hacerlo”, quiso añadir el técnico Rick Adelman.

Kevin Durant anotó 33 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias, y Russell Westbrook consiguió 30 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias para unos Thunder que no habían perdido un partido desde el 23 de noviembre en Boston.

No es el fin del mundo. Mucha gente dijo que hoy o mañana se acabaría el mundo, pero no es su fin”, bromeaba Durant al final del choque. “Hemos perdido ante un buen equipo. Desde que salieron, jugaron duro y nos hicieron daño. Estamos 21-5. Sólo tenemos que volver a trabajar”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.