Desenterrando talento: los Warriors firman a Mychal Mulder


Los Golden State Warriors han sabido hacer de la necesidad ocasión, y lo que a las primeras de cambio se evaporó, con la lesión de Curry, limitándose a un año de transición, los tricampeones lo están convirtiendo en uno de barbecho.

La temporada que viene Steve Kerr y sus chicos estarán listos para volver a cabalgar; y a la triada con la que empezó todo (Curry, Thompson y Green) se sumarán varias piezas interesantes descubiertas en este curso tan anodino.

Dos proceden del Draft, y su valía empieza a estar más que contrastada: Eric Paschall (una bestia multiposicional) y Jordan Poole (inconsistente en el tiro pero buena visión de juego), a lo que hay que añadir el interesante frenetismo de Damion Lee (todo un microondas).

Primera experiencia en la NBA

Y a todo ello (Wiggins mediante) debemos incorporar un guard canadiense, ex de la universidad de Kentucky en donde terminó el ciclo universitario, que fue olvidado en el Draft de 2017, fichado efímeramente por los Heat sin llegar a debutar y que logró ponerse en el escaparate con buenas actuaciones en la G League, para ser salvado del anonimato el pasado 27 de febrero por los Warriors, bajo un sencillo contrato de diez días.

Y lo ha hecho tan, tan bien en ese tiempo, que los diez días pasan a convertirse en un contrato de varias temporadas. El escolta ha promediado 12,3 puntos, 3,2 rebotes y 1,3 asistencias en media hora de juego durante seis partidos (incluyendo dos titularidades); y ahora, informa la franquicia, será beneficiario de un acuerdo multianual.

Nunca es tarde si la dicha es buena. Por muchos años.

(Fotografía de portada de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.