Detroit canta victoria doblegando a los Celtics


Partido clásico en Michigan y primer triunfo de la temporada para Detroit, que supo manejar mejor los últimos minutos del encuentro ante unos Celtics que sufrieron un bloqueo total cuando no podían permitírselo.

Recibían los Pistons a Boston con la necesidad de ganar. Tras iniciar la campaña con cuatro derrotas consecutivas, los chicos de Dwane Casey saltaron a la cancha con el cuchillo entre los dientes. Tras seis minutos de partido ganaban por 10 puntos. Poco después de empezar el segundo cuarto eran ya 20 puntos. Todo parecía ir sobre ruedas, pero a base de pellizcos los verdes fueron reduciendo distancias hasta darle la vuelta al electrónico en el periodo final y colocarse cinco puntos arriba (88-93) con algo más de cuatro minutos por jugar. Ahí, cuando parecían tenerlo en su mano, llegó el apagón.

Tatum, Smart, Williams, de nuevo Tatum, Brown, de nuevo Williams, de nuevo Smart, Tatum por tercera vez y Smart para cerrar el círculo. Esa fue la serie de 0 de 9 en tiros de campo con la que Boston acabó el partido, y claro, Detroit no lo desaprovechó. Aunque los Pistons también fallaron bastantes lanzamientos, Derrick Rose (17 puntos) acertó a falta de 1:20 para poner un punto arriba a los suyos (94-93). Detroit siguió dando vida al rival al anotar solo dos de los cuatro tires libres que disfrutó desde ese momento, pero fue suficiente ante la inoperancia ofensiva de Boston.

Así lo vivió Brad Stevens: “No sé qué pasó al comienzo del partido; simplemente nada estaba funcionando. En la recta final tuvimos muchas oportunidades para ganar, pero no pudimos conseguirlo. Ellos son un equipo con gran envergadura, trabajador y bien entrenado. No es fácil anotar ante ellos”. Jayson Tatum se fue hasta los 28 puntos y Jaylen Brown consiguió 25, pero ello no evitó que los Celtics se mantengan abonados a dar una de cal y otra de arena.

Bey empieza a brillar

Jerami Grant logró 24 puntos y Rose logró quizás la canasta más influyente de la noche, pero las miradas y elogios se ciñeron sobre otro chico: Saddiq Bey. El número 19 del draft de 2020 fue titular por segunda vez en la presente campaña y respondió con 17 puntos y 7 rebotes mientras firmaba un excelente 5 de 7 en triples. Rose, el MVP más joven de la historia de la NBA, le dedicó estas palabras: “Soy un seguidor de Saddiq desde que estaba en Villanova, así que sabía que era un gran acierto cuando lo seleccionamos. Los equipos se inclinan a jugar abiertos y él es un tirador. Cuando estoy en la cancha con él, siempre estoy mirando para ver cuándo puedo darle el balón”. Casey pide calma con el rookie: “No sabemos lo que tenemos de Saddiq ya que es aún un producto por completar, pero sin duda tuvo otro gran partido para nosotros”.

(Fotografía de Nic Antaya/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.