Detroit destroza a Phoenix por 40 puntos de diferencia

Necesitaban una victoria así. Ha sido una temporada poco destacable hasta ahora, pero un par de actuaciones como la de anoche ayudarían a cambiar el horizonte de los . “Conseguimos una gran victoria en casa. Cada día, vamos a seguir creciendo”, señalaba después de que le endosaran un severo correctivo de 117-77 a los .

El propio Knight y anotaron 19 puntos cada uno para darle a los Pistons su segunda victoria consecutiva, e irse a un registro de 5-11 – firmando 5-3 en los últimos ocho, algo que no está tan mal si tenemos en cuenta que perdieron los primeros ocho –. Estuvieron destacados en el tiro exterior con 12/16 en triples, logrando así el triunfo más abultado desde diciembre de 2007, cuando vencieron a los Bucks por 114-69.

“Hubo muchas jugadas buenas”, dijo el entrenador Lawrence Frank. “No suele haber muchos partidos como éste, pero ha habido muchos puntos brillantes sobre los que debemos seguir trabajando”.

, con sólo 11 puntos en su haber, fue el máximo anotador de unos Suns que estuvieron espantosos en tiros de campo, con un 34,1%. “No hay mucho que decir. Fue un partido absolutamente horrendo, y vamos a tener que hacerlo mejor, mucho mejor”, apuntaba el técnico Alvin Gentry.

El único cuarto respetable de Phoenix fue el primero (24-24), pero a partir de ahí vino la progresiva debacle. “Es vergonzoso. Ningún profesional pierde de 30 ó 40”, dijo Jared Dudley. “Seamos honestos. Detroit no es muy buen equipo. Su equipo ha luchado bien, como nosotros lo hacemos a veces”. Los Suns tendrán la oportunidad de resarcirse ante los Raptors durante la madrugada del viernes al sábado.