Detroit Pistons prescinde de Stan Van Gundy

Se venía cociendo semanas y ya es realidad. Según adelantaba Adrian Wojnarowski de ESPN y confirmaba poco después la propia franquicia, deja de ser de forma inmediata tanto entrenador como presidente de operaciones de baloncesto de los Detroit .

La franquicia de Michigan se une así a la búsqueda de un nuevo técnico que ya habían iniciado hasta cinco equipos desde que acabase la campaña. Eso sí, para ellos el trabajo será doble, ya que están decididos a llevar a cabo una separación de poderes; es decir, firmarán una persona que se encargue de entrenar y otra que lleve la confección de la plantilla.

Lo cierto es que la marcha de Van Gundy no es una sorpresa. Elegido para dotar al equipo de una cultura ganadora, el balance de los cuatro años que llevaba en el equipo no era nada alentador. Con un balance total de 153 victorias por 174 derrotas, solo había logrado en una ocasión entrar en playoffs, donde además fue eliminado en primera ronda por un contundente 4-0.

“Hemos decidido que este cambio es necesario para llevar a nuestra organización de baloncesto al siguiente nivel. Fue una decisión muy difícil y no la tomamos a la ligera. Estoy agradecido con Stan por todo lo que ha hecho por los Pistons y por la ciudad de Detroit. Reconstruyó la cultura de nuestro equipo y volvió a inculcar una actitud ganadora y una ética de trabajo, además de llevarnos a los playoffs hace dos años. Desde el primer día para impactó positivamente esta franquicia y esta comunidad. Pero en las últimas dos temporadas nuestro equipo no ha progresado, y decidimos que es necesario un cambio para recuperar el impulso”, comenta el propietario del equipo, Tom Gores.

Van Gundy quería seguir

Con un año más de contrato, se había rumoreado con la posibilidad de que dejase los despachos pero no así el banquillo. Finalmente se prescinde de él para ambos cargos aunque su deseo era continuar. “Stan es un competidor y quería terminar el trabajo. Reestructuró una plantilla que creemos puede ser muy competitiva en el Este. Sé que está decepcionado y que se preocupa profundamente por sus jugadores, su personal, esta organización y esta ciudad. También es un profesional que se asegurará de que esta sea una transición fluida, y espero que quede como un amigo y asesor una vez se complete esa transición”.

Decisiones discutibles

Más allá del trabajo realizado como técnico, a Stan Van Gundy le ha pesado la toma de decisiones a la hora de formar la plantilla. Ya sea con la excusa del gran contrato televisivo que disparó el tope salarial o sin ella, en Detroit no convenció la firma de algunas adquisiciones de agencia libre que se entienden sobrepagadas. En esa lista podemos incluir los cuatros años y 42 millones de dólares que se firmaron a Jon Leuer en 2016, o los 3 años y 21 millones de dólares que le dieron a Langston Galloway al siguiente. Además, tampoco cuentan con su primera elección para el Draft de 2018.

Lastrado por Jackson

Pese a los tropiezos en la gestión de despacho, el nivel deportivo de Detroit ha dependido siempre de un jugador: Reggie Jackson. El base, elegido como pieza clave del esquema de los de Michigan, se perdió los 21 primeros partidos de la temporada 2016-17 por una tendinitis en la rodilla izquierda que requirió una inyección de plaza. Volvió sí, pero nunca alcanzó un nivel óptimo. Ya en la 2017-18, los Pistons empezaron bien con un balance de 19-14, pero justo entonces sufría Jackson un grave esguince en el tobillo derecho que lo apartaba de las pistas durante 37 partidos. El récord cosechado sin él, 12-25, los dejó sin opciones de post temporada.

Un candidato fuerte

Ni una hora ha pasado desde el adiós de Van Gundy cuando ya conocemos el nombre del primer aspirante a sustituirle al frente de la oficina. Según informa Adrian Wojnarowski, y a la espera de que se concreten otras opciones, Brent Barry podría ser uno de los candidatos marcados en rojo para crear un nuevo organigrama que llevase las operaciones de baloncesto. Barry formado en Oregon State, disputó hasta 15 temporadas entre 1995 y 2009 jugando para  Los Angeles Clippers, Miami Heat, Chicago Bulls, Seattle Supersonics, San Antonio Spurs y Houston Rockets.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Jaylen Brown huye de euforias

Rudy Gay: “Ninguna franquicia es como San Antonio”

Siguiente