Detroit se impone a Milwaukee en el reencuentro de Brandon Jennings con su ex-equipo

Los Detroit se impusieron en la pasada madrugada a los Milwaukee por 98-105 en el reencuentro de con el que fue su equipo durante las últimas cuatro temporadas. El base acumuló 17 puntos y 11 asistencias con un gris 4/16 en tiros de campo.



“Estaba nervioso al principio porque no estoy acostumbrado a estar en el otro lado”, admitió Jennings. Pasé por un montón de emociones. Durante todo el tiempo me sentí como si fuera un partido más. Pero una vez que el partido se acercaba, mis nervios desaparecían. Una vez comenzó el segundo tiempo, me senté y jugué baloncesto”, explicó.

El juego interior de los Pistons fue demoledor con y . Entre ambos consiguieron 42 puntos, 36 rebotes y 5 tapones. Además, agregó 17 tantos, 6 rebotes y 3 pases de canasta. El conjunto de la Motown tuvo hasta cinco jugadores que superaron la barrera de los quince puntos.

“Al entrar en el partido, estábamos muy preocupados por los emparejamientos”, dijo . “Sentimos que eran demasiado grandes. No pudimos superar físicamente a ese tamaño”, admitió.

Detroit no había tenido dos jugadores en sus filas que habían superado la barrera de los 15 rebotes. La última vez fue en 2005, cuando Ben Wallace y Rasheed Wallace lograron tales números.

“Estamos empezando a cuajar, estamos encontrándonos a nosotros mismos y a nuestra identidad”, dijo Andre Drummond. El primer tiempo fue difícil para nosotros. Dejamos que la fatiga nos superara un poco”, explicó el pívot.

Brandon Jennings, el protagonista de la noche

Jennings pasó cuatro temporadas en los Milwaukee Bucks desde que en el pasado Draft 2009 le escogieran en el puesto 10 de la primera ronda. El base llegó a los Pistons en el pasado mes de julio en una operación por Brandon Knight y Khris Middleton. Jennings firmaría un contrato por 24 millones y 3 años.

El público asistente al BMO Harris Bradley Center abucheó al que fuera su jugador franquicia cada vez que cogía el balón. Un duro recibimiento de la que fue su afición durante las últimas cuatro campañas.

“Los abucheos no duelen”, dijo Jennings. “Todavía tengo un montón de seguidores aquí. Al final del día, ellos me han apoyado en los buenos y malos momentos. Eso no me molestó”, admitió.