Devin Booker, DeAndre Ayton, Kokoskov y la desesperación de Phoenix

No marchan ni regular las cosas en los Phoenix . 4 victorias y 21 derrotas en los primeros 25 bailes de la temporada y la persistente sensación de que todo el mundo está en disposición de pelear por algo en la Conferencia Oeste excepto ellos mismos. Su 16 por ciento de victorias contrasta sobremanera con la disputa espartana que se vive a ese lado del mapa NBA, donde el penúltimo clasificado (San Antonio) presenta 11 victorias, siete más que los ; demasiado para un equipo que encadena ahora mismo siete derrotas consecutivas y diez en los últimos once partidos. Más que demasiado diremos la mayoría. No hay urgencia de ganar pero tampoco equipo para crear un vicio de perder cada noche. Hasta tal punto llega la desesperación del grupo que, claro, saltan chispas dentro del vestuario.

Tras la última derrota, ante Portland (86-108), en pleno partido se hizo visible el colmado sentir general, que pudo sentirse en un contacto aparentemente poco amistoso entre el novato Mikal Bridges y el técnico, . Durante el propio partido y con el jugador casi desoyendo las instrucciones de su entrenador.

Gesto feo de puertas para adentro (en un entrenamiento, por ejemplo) pero que multiplica el daño por 20 si las cámaras están apuntando en ese momento. 

Discusión Booker-Ayton

Pero no fue la única consecuencia tras la nueva derrota que Phoenix obtuvo, esta vez ante Portland (sin C.J. McCollum). Las dos cabezas del proyecto, (que no jugaba anoche) y también trasladarían sus diferentes puntos de vista hasta dentro el vestuario, como pudo hacerse eco el medio AzCentral.

“Mikal Bridges y Kokoskov tuvieron fricciones durante el partido y DeAndre Ayton y Devin Booker intercambiaron palabras después, hay tensión y una clara desconexión ahora mismo en el equipo”, podía relatar el citado medio.

“Los dos jugadores de Phoenix, Booker y Ayton, intercambiaron palabras después cuando los miembros de los medios de comunicación entraron al vestuario, en el final de esa conversación. Ellos dos tuvieron un intercambio de palabras ya en la pista, cuando Booker corregía a Ayton en qué hacer en determinadas jugadas. Los dos habían acordado para esta temporada ser muy expresivos (para mejorar), pero esto parecía ser diferente”, añadió el portal AZCentral.

Cómo van a estar los Phoenix Suns después de haber perdido 21 partidos de los 25 que se han disputado. Descontentos y con el joven orgullo agujereado por todas partes. Hecho un higo. Es pronto para hablar de guerra interna y no parece que la situación llegue a más que la galopante decepción por no encontrar buenos resultados; sin embargo el equipo debería encontrar una mejora pronto para sortear, en tal caso sí, problemas mayores.

Un daño colateral si la crisis de resultados continuase podría ser la pérdida del puesto de Kokoskov, a quien algunos rumores ya situaban en la silla caliente por los malos resultados de su equipo. En cualquier caso no es que todo el mundo en Phoenix odie a todo el mundo, las dinámicas en picado es lo que tienen, que exprimen la paciencia hasta de los proyectos pensados a largo plazo. 

(Foto de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Damian Jones, operado de un desgarro pectoral

Joel Embiid estuvo a punto de retirarse en 2015

Siguiente