Devin Booker hace historia anotando 70 puntos a Boston

70 puntos. Una cifra mágica que solo cinco jugadores que están o estarán en el Salón de la Fama habían logrado en un partido NBA. El sexto integrante del club es un jugador de 20 años, aún lejos del estrellato pero cuya capacidad anotadora ya había asombrado. En una ciudad con tanta historia como Boston, firmó uno de los partidos más memorables vistos en la Liga anotando 70 puntos.

Noche de leyenda para Booker


El escolta de los se suma de esta forma a una lista selecta formada hasta ahora únicamente por leyendas: Elgin Baylor, Wilt Chamberlain (en 6 ocasiones), David Thompson, David Robinson y, el más reciente, Kobe Bryant, en la noche en la que metió 81 puntos a Toronto. De todos ellos, Devin Booker será con diferencia el más joven de todos. De hecho, sus 70 puntos destrozaron el récord de anotación de un jugador de menos de 21 años, hasta entonces en posesión de LeBron James con 56 puntos.

Las marcas históricas individuales fueron cayendo poco a poco durante una segunda mitad increíble para Devin Booker en Boston. Fue también la máxima anotación vista en el TD Garden de Boston (Isaiah Thomas lo ostentaba con 52), de la historia de los Suns (Tom Chambers, con 60), de cualquier jugador en 2016-17 (Klay Thompson, con 60), de cualquier jugador en activo (Carmelo Anthony, con 62) y de un rival de Boston (Elgin Baylor, con 64). Al final del partido, los aficionados de los eran tan conscientes de la proeza de Booker que llegaron a celebrar sus canastas.

Dulce derrota


Quedará en la letra pequeña de la historia, pero el equipo de Devin Booker salió sin la victoria. Un arranque de 25-5 para los Celtics dejaba el partido casi decidido en poco más de 8 minutos. Buscando una remontada improbable, Phoenix se puso en las manos del que estaba siendo su único jugador inspirado. Sin que Boston hiciera nada para apagar su mano caliente, Booker fue aumentando su cuenta anotadora aunque sin hacer demasiada mella en la diferencia de Boston.

Al descanso, los Celtics dominaban de 23 puntos, con Devin Booker sumando 19 por Phoenix. Hubiera sido una buena noche para tomarse con calma la segunda mitad, pero la confianza de Booker llegaba a niveles bíblicos. En la segunda mitad, el escolta de 20 años anotó 51 puntos. Los Celtics, pese a tener la victoria asegurada, intentaron evitar ser una nota a pie de página en lo que apuntaba a récord histórico, pero nunca lo consiguieron.

Sensaciones inversas

Earl Watson, entrenador de los Suns, echó una mano importante, administrando tiempos muertos y provocando faltas intencionadas para que Devin Booker tuviera más ocasiones de anotar. La afición local, feliz por la victoria de su equipo y por presenciar historia, celebraba las canastas de Booker, quien cerraba su noche con 70 puntos (21/40 en tiros de campo), 8 rebotes, 6 asistencias, 3 robos y 1 tapón.

Al final del partido, pese a acabar cayendo por 130-120, el vestuario de los Suns celebraba con Devin Booker una hazaña inolvidable, mientras los Celtics se mostraban molestos tanto por su mala defensa sobre el escolta como por la exagerada estrategia de Phoenix para engordar sus números. Pero, de nuevo, eso quedará como un detalle de la historia. Con todos los asteriscos que se le quieran poner a su proeza, Devin Booker entró con honores en la leyenda de la NBA.


MÁS: Los récords y datos del partido de 70 puntos de Devin Booker



Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.