Devin Booker lidera la gran sorpresa de los Suns ante los Warriors

El peor del Oeste contra el mejor. Y fuera de casa. Nada hacía prever que la del domingo fuera una velada con derrota de los , pero los se llevaron un sorprendente triunfo en Oakland (111-115). Phoenix, 16-52, son el segundo peor equipo de la NBA, solo empeorado su trabajo por los Knicks. A pesar de ello, los de Arizona han sido capaces de amarrar triunfos como el de anoche o contra el otro líder de conferencia, los Bucks. Los Warriors, por su lado, tienen 1,5 partidos de distancia con los Nuggets y su balance de 45-21 les sigue dejando arriba del todo del Oeste.

Booker guía la sorpresa

Rozó el triple-doble con 37 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias. Es la tercera mejor anotación del curso para él, cifra que ha conseguido ya en cuatro ocasiones. La clave de Booker estuvo en convertir esa ferocidad anotadora en canastas cuando los Suns lo necesitaban, sobre todo en la recta final del encuentro, cuando aparecieron otros factores que condenaron a los locales. Porque el choque había sido muy parejo y mediado el último cuarto caminaba de esa guisa, 91-91. Quien pensara que tarde o temprano los Warriors romperían la balanza podría tener motivos claro para ello, pero entonces Kevin Durant, en una acción donde alzó las manos en defensa para robar la pelota, cayó lesionado en su tobillo y no regresó al campo. La baja de Durant espoleó definitivamente a los Suns, donde Kelly Oubre Jr., 22 puntos, estuvo muy activo atrás y arriba. Rápido, capaz de nublar la vista al ataque rival y llegando bien a las transiciones, el ex de los Wizards fue el apoyo perfecto a Booker.

Incluso así, Phoenix pudo ver complicada la noche, porque Stephen Curry tuvo el triple para mandar el partido a la prórroga. Pero lo erró. Klay Thompson, 28 puntos, fue el mejor de los de Steve Kerr. Sin embargo, tanto él como Curry, ambos con 4/15 en triples, ilustran el mal día de Golden State desde el perímetro, con un acierto muy discreto y un porcentaje de 10/43.

Los Suns ni llegan a los veinte triunfos pero entre ellos, decíamos, se cuentan dos a los Bucks, uno a los Celtics, otro a Denver y el de anoche a los Warriors. No se arrugan contra los grandes, no. Su racha reciente de 5-5 es mejor que por ejemplo la de los Warriors (4-6) o la de los Thunder (3-7). Al lado de Memphis, también 5-5, ilustran las pocas ganas de tanking en ambas franquicias.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

March Madness en la NBA

Remontada de los Spurs a Milwaukee en el regreso de Pau Gasol a San Antonio

Siguiente