Dinwiddie decide el derbi neoyorquino


Nets y Knicks se midieron las caras por segunda vez este año, y el triunfo volvió a caer del lado de los de Brooklyn. Los de Atkinson asaltaron el Madison Square Garden por un ajustado 101-103, sumando así un triunfo, el tercero consecutivo, que convierte este en su mejor momento de la temporada. Esta pequeña racha les permite equilibrar su balance de victorias y derrotas (8-8) y asentarse en la séptima plaza del Este tras un arranque algo más dubitativo.

Los Knicks, por contra, continúan sin despegar, y con un balance de 4-13 mantienen la última plaza de la conferencia. Si bien no había grandes expectativas con respecto a su temporada, si cabía esperar una cierta mejoría que de momento, al menos en cuanto a resultados, no se ha dado, y de hecho los rumores sobre la continuidad de Fizdale ya proliferan. Desde luego, esta no es la forma de generar un ambiente de trabajo óptimo.

Con todo, los de Nueva York plantaron cara esta vez, y de hecho tuvieron opciones de forzar incluso la prórroga. Cuando parecía que los Nets habían matado el choque en el último cuarto (80-91), los locales decidieron no dar su brazo a torcer, y gracias a una racha de acierto exterior llegaron a situarse a tan solo un punto con poco más de un minuto por jugarse. Tras una canasta de Joe Harris, los Knics volvieron a gozar de un lanzamiento de tres que les habría dado el empate a falta de 44 segundos, pero el tiro de Ntilikina no entró, desaprovechando así la que fue su opción más clara

Dinwiddie reina en la Gran Manzana

En ausencia de Irving, que se perdió su quinto encuentro consecutivo, Spencer Dinwiddie volvió a ejercer de líder de los Nets, y lo hizo yéndose hasta los 30 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias. El base promedia 25 tantos por partido desde la lesión del ex de los Celtics, que parece haberle sentado de lujo para reivindicar su figura como una de las piezas clave del equipo, rol que lleva años ejerciendo.

Spencer estuvo bien rodeado en el quinteto titular, pues todos los integrantes del mismo se fueron hasta los doble dígitos en anotación. De entre ellos destacaron Taurean Prince y Jarrett Allen, firmaron sendos dobles-dobles al sumar 14 y 18 puntos y 10 y 11 rebotes respectivamente. Por su parte, Joe Harris terminó con 13 tantos, mientras que Garrett Temple se fue hasta los 12, todos ellos anotados desde el triple.

Por el lado local, Marcus Morris destacó con 26 puntos, a los que llegó gracias a su sensacional actuación en el tiro exterior. Con 7 triples, el alero estableció su récord personal, pero lo más notable es que lo hizo en tan solo 8 intentos. Quien también estuvo fino desde la larga distancia fue Wayne Ellington, que convirtió cuatro triples en siete lanzamientos.

Fue también una noche de muchas bajas para los Knicks, entre las que merece especial mención la del rookie R.J. Barrett. El canadiense se perdió su primer partido del curso, dejando un hueco libre en el quinteto titular a Kevin Knox que el sophomore, autor de solo 5 puntos, no fue capaz de aprovechar para reclamar más minutos.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.