Dirk Nowitzki anuncia su retirada

“Este es mi último partido en casa”. Así anunció Dirk Nowitzki su retirada como jugador profesional. Lo hizo en Dallas, su hogar desde que debutara en la NBA en febrero de 1999. Y lo hizo tras el duelo entre los y los Suns, que se saldó con triunfo texano (120-109) y en el que el alemán jugó 32 minutos, para anotar 30 puntos (tope del curso para él).

Durante todo el curso el teutón, quien cumplirá 41 años en junio, no terminó de dejar claro si esta sería su última campaña en activo o no, pero anoche las dudas quedaron despejadas y confirmó que había tomado la decisión en los últimos días debido a los problemas físicos que estaba sufriendo. Con el partido terminado, en el American Airlines Center se proyectó un vídeo de homenaje a Nowitzki. “Es un momento muy, muy emocionante. Hay demasiadas personas a las que agradecer”. Los honores al histórico ala-pívot, con un público rendido a sus pies al grito de “Dirk”, incluyeron las apariciones de leyendas de la liga como Larry Bird, Charles Barkley, Scottie Pippen o Shawn Kemp. Un homenaje propio para el que ya es uno de los mejores jugadores que han pasado por la competición.

Nowitzki se va de la NBA con varios récords, entre ellos el de ser el jugador que más temporadas ha jugado con una misma franquicia. Sus 21 campañas con los Mavericks es algo nunca visto en la competición. Porque Dallas ha sido su alma desde el 5 de febrero de 1999, cuando saltó por primera vez a la pista. Han transcurrido dos décadas, donde ha sido capaz de ganar el MVP de la temporada, el MVP de las Finales 2011, el anillo en ese mismo año además de, entre otras hazañas, ser el sexto máximo anotador de siempre o el tercero en partidos disputados (1.521).

Su última canasta en Dallas

La velada había empezado con la gente en las gradas desde muy pronto, haciendo caso de la llamada de Mark Cuban. El público pidió durante el choque a Dirk que se quedara un curso más mientras le gritaba “MVP”. Pero tras el partido, esos gritos tornaron en un repetido y sonoro “Gracias, Dirk”.

Fiel a su historia, a su retrato como jugador, Nowitzki dejó su selló hasta el final. Su última canasta en Dallas, en su pabellón, fue un movimiento y un tiro característico, santo y seña de alguien que se nos va. Empieza la nostalgia.

Supera a Jordan

Y sí, hasta el último segundo ha decidido hacer historia, engrandecer su leyenda. El 14 veces All-Star no quiso que la del martes fuera una velada más. Con su anotación de ayer se convirtió en el jugador más viejo en anotar 30 puntos o más en un encuentro. Lo hizo con 40 años y 294 días y superó así a Michael Jordan, que lo consiguió en los Wizards con 40 años y 29 días. Hasta siempre, Robin Hood.

(Fotografía de portada: Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

El timing perfecto

Magic, el esperpento y un final necesario y… ¿positivo?

Siguiente