Doncic abre los playoffs con triple-doble y victoria sobre Clippers


Un genio pasó anoche por el Staples Center, pero no uno de momentos puntuales, sino de esos elegidos que brillan con una naturalidad que asusta. Luka Doncic ha nacido para las grandes noches, y aunque ayer aún lucía el sol en Los Ángeles, este prodigio esloveno no dio un solo paso atrás. Primera batalla, primer triple-doble y primer triunfo en territorio californiano por 103-113 para ponerse por delante en la eliminatoria.

De Luka todos esperan que haga esto y lo otro, pero aún con ese conocimiento y estudio sobre sus movimientos… sigue siendo imparable. Anoche concluyó la primera mitad con 21 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes, números que básicamente serían buenos para los mortales, pero que él se dedicó a engordar hasta los 31 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes finales. En cinco de los siete partidos que lleva de playoffs en su carrera llevaba 20 o más puntos al descanso; en tres de ellos ha hecho un triple-doble… Como bien dice Guille Giménez: “Locura Doncic”.

“Ganamos el partido. Eso es todo lo que me importa”. Esa fue la lectura que el base de Dallas hizo del encuentro, y no se le puede quitar pizca de razón. Un nuevo triple-doble le encumbra, pero incluso más lo hace la madurez que mostró en pista. La segunda mitad la vivió constantemente bajo una defensa doble que no solo no le hizo desesperar, sino que sacó su mejor lectura de juego. Durante el último cuarto logró un solo punto (desde la línea de personal), pero en ningún momento sintió la necesidad de forzar, ni siquiera cuando a falta de tres minutos el marcador reflejaba empate a 100. El balón se movió y los Mavericks encontraron siempre la mejor opción. Fue una gran diferencia con los Clippers, cuyos últimos ataques parecían ir siempre baja un sesgo de nerviosismo y cierta necesidad de que resolviera la estrella.

“Somos una operación de fuerza que debe sumar números. Luka es un gran jugador y Kristaps lo es también, pero como equipo sabemos que todo el mundo tiene que estar preparado y hacer todo lo posible cuando se le pida”, comenta Rick Carlisle.

Los ruegos del head coach de los Mavs fueron escuchados anoche. En el último cuarto Jalen Brunson logró 9 de sus 15 puntos totales, Dorian Finney-Smith y Tim Hardaway Jr. siguieron metiendo triples (nueve en total entre los dos) y Porzingis aportó otros seis puntos. Fue un triunfo coral, uno que refuerza sin duda la candidatura de Dallas.

Dudas en Clippers

Los Clippers no se imponen. Con el nivel de sus jugadores sabes que pueden ganar, pero han pasado los meses y el equipo parece que sigue sin funcionar como tal, o al menos no al nivel que debería. Kawhi Leonard hizo 26 puntos y 10 rebotes. Paul George logró 23 tras una buena segunda mitad. No son malos números, pero luego repasas los últimos minutos del partido, los decisivos, y es que esos guarismos (incluso aunque fueran mejores) se te quedan en nada.

Desde el empate a 100 a 3:12 minutos del final, vimos la siguiente secuencia: dos tiros libres fallados por Morris, triple errado por George, tiro de dos fallado por Leonard, un solo tiro libre anotado de dos intentos por Leonard, triple fuera de George… No metieron una, pero ya no es que no entrasen, sino es que todo fueron aclarados y tiros forzados. En una última posesión, casi sin tiempo por jugar, es una opción darle el balón a tu mejor hombre y que invente; con tanto tiempo por delante ya lo es bastante menos. La parte positiva es que los Clippers sienten que pueden darle la vuelta. Y así es. Solo es una derrota, por muy dolorosa que sea.

“Nuestro ánimo todavía está alto y creemos en nosotros mismos. Conseguir cosas buenas nunca es sencillo”, comenta Kawhi mientras que George recalca: “Mi plan es que este equipo se va a recuperar”.

(Fotografía de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.