Doncic lo hace absolutamente todo y Dallas ya es quinto


30-12-20. No vamos a rememorar las anécdotas de cuñado en vísperas de Nochevieja, sino la hoja estadística de Luka Doncic (que es mucho más interesante y, aunque parezca mentira, menos fantasma) de anoche ante los Washington Wizard.

30 puntos, 12 rebotes y 20 asistencias. Bonita fecha, mejor sheet, y cifras más propias de otra época o de Russell Westbrook, aunque hablar en plural sea casi una osadía, ya que números así solo es la cuarta vez que los vemos, y sin embargo ‘la mitad’ de ellos han sido esta temporada. El otro, como decimos, fue Russ, quien –paradojas– vio fraguarse el de Luka en vivo y en directo.

Triunfo trabajado

Además, este hito individual estuvo acompañado de un cocido de baloncesto. Hubo de todo en el Mavs – Wizards: marcador ajustado, partido competido, estrellas rindiendo a ambos lados y desenlace por la mínima. Ganaron los tejanos, 124-125, rompiendo así la gran racha del conjunto de la capital, que iban (y siendo yendo, a pesar del tropiezo) como un ciclón hacia la zona cómoda de los playoffs.

A Doncic respondió la dupla exterior de Washington con otra salvajada de Westbrook (42 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias) y otros 29 puntos de Bradley Beal (pero falló el tiro de la victoria). Digerid bien estos stats porque son demasiado bárbaros para pasar, sin más, a la siguiente línea. Que lo de Doncic no los achique.

El esloveno no tuvo el día en el triple (1/6), pero sus compañeros (sin su besties Porzingis en el parquet) sí, y eso convirtió su labor facilitadora en un réquiem anotador y un desahogo estadístico; los Mavs como conjunto anotaron el 44,7% de sus lanzamientos exteriores, destacando Dorian Finney-Smith y Maxi Kleber entre los artilleros para un combinado 11 de 18, (incluyendo el triple definitivo por parte del escolta de 22 años que hizo entrar a los suyos primeros en la photo finish de meta). Fruto de ello los de Carlisle repartieron 31 asistencias por las 19 de su oponente, el cual sólo logró equilibrar la contienda desde la personal, donde tiró más y mejor.

“Hizo todas y cada una de las jugadas de forma correcta y apropiada y por si fuera poco cazó el último rebote tras el fallo de Beal”, le reconoció su head coach.

“Él lo buscó hasta el final”, comentaba por su parte Scott Brooks de su pupilo Westbrook. “Su intensidad y determinación nos pondrán en posición de darlo todo. Estoy orgulloso de que nuestros muchachos hayan buscado su oportunidad. En la forma en que comenzamos (parcial de -12 en contra al término del primer cuarto), podrían haber dicho: ‘Aguantemos el chaparrón hasta estar en casa”“.

A la altura de los Lakers

Quedan nueve partidos en la recámara, y mientras los Wizards tratan de afianzarse en el Este, a Dallas se le presenta como tentador objetivo tratar de mantener la quinta plaza del Oeste que acaban de arrebatarle momentáneamente a los Lakers, equipo ante el que tienen ganado, además, el average particular. LeBron y Davis no pueden relajarse en su regreso a las pistas si no quieren perder la ventaja de campo pabellón.

Luka puso el broche a la velada con la mejor frase posible tras saber que se unía a un grupo histórico de, con él, sólo cuatro jugadores, en el Club del 30-10-20: “Creo que estoy más impresionado por no haber cometido ninguna pérdida. Eso sí que no me ocurre nunca”.

(Fotografía de portada de Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.