Doncic y Porzingis: historia de Europa

Esto, y no otra cosa, era justo lo que esperábamos cuando decidió unir su futuro a los Dallas y, por extensión, a . Lo que quizás no vimos venir es que todo sucediera tan rápidamente.

El letón y ex de los Knicks venía de una temporada entera de barbecho. Lo grave de la lesión y la altura que gasta (2,21) eran dos motivos de peso para manejar el hype con extrema cautela. Cualquier profesor de primaria que juzgase ahora el retorno a las canchas de Porzingis, diría que progresa (más que) adecuadamente.

El principal debe por ahora, y que es de suponer que irá corrigiendo con el paso de las semanas, siguen siendo los porcentajes, alejados de los firmados en sus años de knickerbocker. En once partidos de RS se mantiene por debajo del 40% en tiros de campo y del 34% en triples, y anoche no fue diferente a esta tónica. 20 puntos y 15 rebotes, pero con un 7 de 20 en tiros y 1 de 7 en triples.

Y de Luka Doncic, ¿que añadir que no hayamos dicho ya? Pues tan solo que su naciente leyenda sigue echando raíces, y que continúa quemando etapas a la velocidad de un ciclón. Ante los Toronto , un rival de altura, no logró el triple-doble, pero casi; como a su compañero, le fallaron los porcentajes, tara que compensó desde la personal: 26 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y 15 de 19 en tiros libres.

Desde Centroeuropa con amor

Seth Curry (titular) y Delon Wright aportaron 15 tantos cada uno…y el quince es sin duda el número protagonista de este post, porque los boxscore individuales de Porzingis y Doncic vistos en combinación, convierte a sus artífices en la primera pareja europea de la historia de la Liga en sellar un 20+15 en un mismo partido.

Algo que, si todo continúa por la senda que por la que actualmente caminan, será solo la primera vez de un buen puñado de varias.

El ‘contacto’: fuente de puntos

Llama la atención la cantidad de veces que Doncic se paseó por la línea de tiros libres, aunque si nos retrotraemos al exigente trabajo de equilibrio y fortalecimiento específico de tren inferior realizado durante este verano, sumado a la agresividad con que está atacando el aro rival, no lo es tanto. Actualmente, por el portal teamrankings, comprobamos que el esloveno es el tercer jugador de la NBA que más acude a la personal por encuentro: más de nueve (por las once de Antetokounmpo y casi quince de Harden). Y por ahora lo hace con un 82%, mejorando casi en diez puntos su acierto en el curso de novato.

“No espero meterlos todos, pero quiero meterlos todos”, afirmaba rotundo tras ganar a los Raptors. Tras errar los cuatro primeros, clavó los quince siguientes sin fallo.

, titular por la baja de Lowry y autor de 24 puntos, se rendía al point guard de los Mavs. “Doncic puede hacerlo todo. Es una amenaza a cualquier nivel… desde media distancia, desde el triple, e incluso arengando a sus compañeros. A pesar de que hicimos un buen trabajo defendiéndole esta noche, no fuimos capaces de mantenerle alejado de la línea del tiro libre”.

Por el conjunto canadiense, Norman Powell sumó 26 puntos con un magnífico 6 de 8 en triples; en la orilla opuesta al franchise player, Paskal Siakam, que se quedó en 15 puntos con un 6 de 24 en tiros de campo.

Los Mavs, con este importante triunfo, se plantan con un balance de 7-5 y afianzan séptimos del Oeste. Más cómodos todavía, a pesar de la derrota, siguen los Raptors en su Este, cuartos con un registro de 8-4.

(Fotografía de portada de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

George tras su exhibición ante Atlanta: “Hacía mucho tiempo que no estaba tan sano”