¿Dónde está Kawhi Leonard? Ni Fortnite ni playoffs

Posiblemente, el precio que estén pagando los por esta temporada sea más alto en cuanto a lo que sucede con que por los resultados en sí. San Antonio ha vivido una Temporada Regular tortuosa, marcada por una apurada clasificación a los playoffs para seguir con la secuela de presencias consecutivas en la post temporada, que se prolonga ya por encima de las dos décadas.

Salvado el honor de volver a estar en unos playoffs y si analizamos el primer encuentro contra los , con una paliza recibida que puede ser la constante en el resto de duelos de la serie, el drama puede estar, decíamos, en Kawhi Leonard. En su presente en la franquicia, extraño, dudoso, y en su futuro, enigmático igualmente.

¿Qué pasa con Kawhi Leonard?

Es la gran pregunta que se hace todo San Antonio, todo Texas y toda la NBA. Un misterio, cargado de contradicciones, de mensajes contrapuestos, donde la visible desconfianza de las dos partes, jugador, principalmente, y Spurs, juega un papel determinante.

Como todos esperaban, Leonard no fue de la partida para el duelo inaugural de los playoffs este sábado. Así lo hicieron saber los Spurs vía Twitter, dejando claro que el jugador no es que estuviera de baja por lesión, sino por el proceso de recuperación de la lesión sufrida el pasado verano. Conceptos que se parecen pero que no son lo mismo. Precisamente todos los males de Leonard empezaron hace casi un año, con el suceso de Zaza Pachulia y su lesión en las Finales del Oeste, que se saldaron con una barrida de los Warriors (4-0). Desde entonces, Leonard ha acarreado una lesión en el cuádriceps heredada de aquel suceso de mayo de 2017, solamente ha jugado 9 partidos en la 2017-18 y es baja desde el 13 de enero de 2018, cuando celebró sus últimos minutos hasta la fecha, en la victoria contra Denver.

Bien, La Garra no jugó contra los Warriors, dentro de ese contexto donde afirma y reafirma que su jugador volverá cuando su equipo médico, el de Leonard, y el propio alero lo consideren oportuno. Ahí hay algo quebrado, con declaraciones añadidas de algunos compañeros, como las de Manu Ginobili diciendo hace un mes que no esperaba de vuelta a Leonard en todo el curso. Ahora, según añade USA Today en una información de este mismo sábado, otros miembros de la plantilla de los Spurs, como Pau Gasol, aseguran que llevan semanas sin ver a Kawhi Leonard.

Porque no, el otrora MVP de las Finales de la NBA no estuvo presente, ni vestido de calle, en el choque contra los Warriors. Y una cosa es que alguien esté de baja y otra cosa es que no viaje con sus compañeros para estar ahí, dar apoyo, lanzar mensajes de unidad. Nada de eso. La fecha de vuelta, si es que la hay o se espera, otro misterio.

New York y rumores que no ayudan

Se sabe que Kawhi Leonard trabaja por su cuenta en un proceso de rehabilitación en New York, donde regresó a finales de marzo para seguir con el tratamiento de su lesión de cuádriceps. Para entonces, la desconfianza del jugador en el cuerpo médico de los Spurs era total y la fecha de su vuelta, programada y anunciada para el 15 de marzo, quedaba atrás como un nubarrón negro, extraño y contradictorio. Leonard no está contento con cómo han ido las cosas de su lesión mientras que ha estado bajo el cuidado de los Spurs y ha buscado a miles de kilómetros la solución. No sabemos si existe, si la está encontrando, porque todo es un enigma acerca de su progresión, de su estado.

Hermetismo máximo desde el propio jugador, que anoche pareció romperse, y solo pareció, con una publicación atribuida a él y su Snapchat, donde el jugador estaría jugando al videojuego Fortnite mientras sus compañeros eran arrollados en Oakland. Pero no. Tenía toda la pinta de ser falso. Sin embargo, el hecho de que se pueda llegar a pensar, fakes mediante, que Leonard es capaz de estar a miles de kilómetros jugando a otra cosa mientras su equipo se deja la vida contra los Golden State Warriors, habla del reguero de dudas que hay alrededor de Leonard.

En California, al acecho

Puede sonar el teléfono de los Spurs este verano, si es que no ha sonado ya, para preguntar por Leonard. En ese sentido, informa USA Today de fuentes directas de la liga que los podrían darlo todo en junio por el todavía jugador de los Spurs, quien a su vez no hace demasiado manifestó su deseo de acabar su carrera en San Antonio. La rueda de la extrañeza sigue girando en esta historia.

Leonard tiene contrato con los Spurs para la 2018-19 por valor de 20,09 millones de dólares y una opción de jugador para la 2019-20 de 21,32 millones. Además, es candidato a una extensión por el máximo ya a partir de este 1 de julio, que le colocarían con un acuerdo de 5 años y 219 millones de dólares.

En estas aguas los Clippers quieren sacar partido y podrían ofrecer sus dos primeras rondas del Draft de 2018 y las piezas que desearan los Spurs a cambio de desprenderse de su mejor hombre. Leonard, 27 años en este mes de junio que llega, es natural de Los Angeles y es uno de los nombres predilectos de Jerry West, en su papel de consultor de los Clippers, que podrían volver a aspirar a todo si lo amarran, mientras que los Spurs verían cómo se va su presente y su futuro, el hombre responsable de tantos éxitos pero que últimamente ha sido una sombra en Texas. Literalmente.