Donovan Mitchell supera a Jordan en sus primeros pasos en playoffs

sigue dejando muestras noche tras noche de que su caso no es normal. El novato está disputando sus primeros playoffs y, lejos de arrugarse, está obteniendo unos resultados que le sitúan en la élite histórica. Más concretamente, por encima de .

Mitchell ha anotado 55 puntos en sus dos primeros duelos de la serie contra Oklahoma. El récord anotador de un guard en sus dos primeros partidos  de postemporada lo tenía MJ con 53. Con lo cual, tenemos nueva marca a superar por los debutantes en los próximos años.

La temporada de Donovan está siendo para enmarcar. No está al alcance de todos, ni mucho menos, aterrizar en la mejor competición del mundo y ponerse a batir este tipo de récords y ser crucial para el equipo en los momentos calientes de partido. Una demostración de confianza, personalidad y decisión. Los Jazz han encontrado un tesoro.

Liderando a los Jazz

Los Thunder consiguieron un parcial de 19-0 para tomar el control del partido al final del tercer cuarto. Fue entonces cuando apareció Mitchell para anotar 12 puntos y reducir la diferencia desde los diez hasta los cinco. El novato tenía claro su objetivo para la segunda parte: “Tenía que seguir siendo agresivo. Atacar el aro, ir a la línea de tiros libres. No fui a la línea de personal hasta la segunda parte, así que ser agresivo era mi mentalidad”, afirmó el rookie.

Mitchell llegaba a este segundo encuentro de la serie con molestias en el pie izquierdo y era duda por ello. En la primera parte, daba la sensación de que estaba algo incómodo. Su entrenador, Quin Snyder, valoró mucho el esfuerzo de su jugador: “La agresividad de Donovan, sin duda, nos ha dado mucha energía”, afirmó. “Creo que sentía algo de dolor pero no lo mostró y jugó a pesar de ello”.

Corey Brewer ha sido el principal encargado de defender al novato en los minutos que está en cancha. Sin embargo, en el encuentro de anoche, Russell Westbrook y Paul George también se encargaron de la tarea de frenarlo. Sin duda, será uno de los retos de Oklahoma en lo que queda de eliminatoria.