Dos años después, Joel Embiid debuta con los 76ers


En junio de 2014, tras una prometedora temporada en la universidad de Kansas, la cotización de Joel Embiid estaba por las nubes, apuntando incluso como candidato a número 1 del draft. Pero una fractura en su pie derecho días antes de la ceremonia puso en suspenso su carrera. Dos años y casi cuatro meses después, el pívot camerunés hizo por fin su debut en un partido NBA, aunque fuera de pretemporada. En la victoria de sus 76ers ante Boston por 92-89, Embiid fue de menos a más, mostrando algunos destellos de un talento escondido por las lesiones durante demasiado tiempo.

Brett Brown, entrenador de los 76ers, avisó de antemano que Embiid jugaría solo 12 minutos en la primera mitad pese a ser titular. Emparejado ante rivales experimentados como Amir Johnson o el flamante nuevo jugador de los Celtics Al Horford, el pívot mantuvo el tipo, mostrando buenos movimientos en el poste y en defensa, e incluso su buen rango de tiro. Jaylen Brown, número 3 del pasado draft (misma posición en la que acabó Embiid en 2014), se llevó un tapón del camerunés como carta de bienvenida a la NBA.

Al final, fueron 6 puntos, 4 rebotes, 2 tapones y 3 pérdidas en casi 13 minutos fue el balance estadístico de Joel Embiid, aunque la gran noticia era sencillamente verle de nuevo en una cancha de baloncesto. La carrera de Embiid, que pareció a veces al borde del final tras dos operaciones en su pie y dos temporadas perdidas, puede relanzarse esta temporada. El partido ante Boston fue un aperitivo de lo que puede ser una de las mejores noticias de 2015-16.

Agridulce sensación para Boston

Además del debut de Joel Embiid, el partido tenía como atracción ver la nueva cara de los Celtics con Al Horford como su nueva referencia interior. Con el pívot dominicano y el resto de titulares, Boston tuvo momentos ilusionantes, anulando sin apuros el atascado ataque de Philadelphia, con solo Dario Saric (10 puntos y 6 rebotes en su debut) manteniendo el tipo. El acierto exterior de Avery Bradley y Jae Crowder fue la punta de lanza de un quinteto perfectamente conjuntado.

Pero el bajón de rendimiento de los Celtics con sus suplentes fue abismal. Los 76ers acabaron remontando en la segunda mitad gracias a sus reservas, que funcionaron especialmente bien tras el descanso con Sergio Rodríguez (5 puntos y 6 asistencias) en la dirección. Otro jugador procedente de la liga ACB, el escolta Brandon Paul, se convirtió en el inesperado ejecutor de los Celtics con 15 puntos en 13 minutos, siendo al final el héroe en la victoria de Philadelphia por 92-89 para una doble alegría en la sufrida franquicia.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.