Dragic devuelve a Miami a puestos de playoffs tras un partido histórico para Eslovenia

Los Miami recuperaron la octava posición del Este tras derrotar a Dallas por 105-99. El cuadro de Florida se hizo con el triunfo tras un gran último cuarto, en el que, comandado por la mejor versión de , redujo a unos combativos pero que siguen cayendo de forma estrepitosa en la tabla. De hecho, la de anoche fue su 12ª derrota en los últimos 14 partidos.

Más esperanzadora es la situación para los Heat, que aprovecharon la derrota de los Magic en Detroit para superar a sus vecinos en la clasificación. Esto les permite volver a puestos de playoffs, aunque las pequeñas diferencias hacen que pronosticar cualquier cosa de aquí a final de curso se antoje como mínimo complicado. Desde luego, la zona media de esta conferencia tiene toda la emoción que le falta al resto de la NBA.

Ahora mismo, los Pistons ocupan el sexto lugar con un balance de 38-37, y a partir de aquí comienza un descenso casi escalonado: medio partido por debajo están los Nets (38-38); medio por debajo de estos, los propios Heat (37-38); de nuevo a medio de distancia, los Magic (37-39); y ya a uno de Orlando aparecen los Hornets (35-39). Estos últimos pueden comprimir aún más esta zona ganando hoy a los Lakers en el Staples, abocándonos así a un final de temporada regular no apto para cardiacos.

Aroma esloveno en la pista…

Goran Dragic y compartieron pista por primera vez desde la llegada de Luka a la NBA. El base de los Heat no pudo estar presente en el encuentro de mediados de febrero, lo que convirtió al de anoche en el primer duelo entre las dos figuras eslovenas de la Liga, y ninguno de los dos quiso defraudar en la gran cita.

Goran Dragic fue el vencedor de este particular choque, jugando el que posiblemente sea su mejor partido del curso tras firmar con 23 puntos, 11 asistencias y 12 rebotes el segundo triple-doble de su carrera. El primero data de 2011, cuando, como jugador de los Rockets, logró 11 tantos, 11 rebotes y 11 asistencias ante los Wolves. No obstante, la importancia del base en el partido va más allá, pues su dominio absoluto del juego en el último cuarto le hizo ser el gran responsable de que la victoria se quedase en el American Airlines Arena.

Por su parte, el rookie se quedó en 19 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, firmando una actuación correcta pero inferior a su nivel habitual. El de los Mavs, sin embargo, fue de nuevo el mejor de los suyos, y poco pudo hacer al verse obligado a tirar de un equipo que se ha quedado a cuadros con el paso de las jornadas.

…y en la grada

Pero los eslovenos no solo fueron protagonistas sobre el parqué. Unas 2.000 personas procedentes del país balcánico se desplazaron a Miami para presenciar en directo un choque histórico para el baloncesto de su país. Las banderas de Eslovenia poblaron el pabellón, y el propio Eric Spoelstra llegó a reconocer que “parecía que el partido se jugaba en Liubliana”.

Si Doncic y Dragic fueron los protagonistas del encuentro, sus fans lo fueron del post-partido, pues muchos decidieron quedarse cantando en las gradas tras la finalización del mismo. Esto hizo que ambos jugadores salieran de vestuarios para recibirlos, dándose un pequeño baño de masas y animando aún más la fiesta que estaba teniendo lugar.

“Honestamente, es posible que está sea la primera vez en mi carrera que estoy nervioso antes de un partido” reconoció Doncic, que afirmó que enfrentarse a Dragic en un ambiente así había sido “muy especial”. El de los Heat, por otro lado, aseguró que “comprar una entrada y un vuelo para venir a apoyarnos desde otro continente es algo increíble”.

Al finalizar el encuentro, ambos jugadores intercambiaron sus camisetas, culminando así una jornada redonda para el baloncesto esloveno.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Otra noche memorable de Joel Embiid

Los San Antonio Spurs retiran el número 20 de Manu Ginóbili

Siguiente