Draymond Green cree que los Warriors ganarían a los Lakers del ‘threepeat’; Shaq le responde

En estos días en los que tan de moda se encuentra mirar al pasado gracias al documental The Last Dance, y ya que la contemporaneidad sigue detenida, muchos actores principales de la NBA echan la vista atrás hacia posibles duelos entre equipos históricos.

Que si los Bulls de Michal Jordan hubieran podido casi con cualquier otro conjunto que se hubiera puesto por delante. Que si, en la era actual, campeones del pasado hubieran tenido una incidencia menor y viceversa… Comparaciones con escaso poso real dado que la confrontación de épocas y estilos no coincidentes en línea de tiempo suele ser como darse golpes contra una pared.

Una de las comparaciones surgidas en los últimos días llegó a raíz de que , ala-pívot de los Golden State y tres veces campeón en el último lustro (cinco Finales seguidas), alegara que los campeones habrían superado a los de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal.

Green alegó que Golden State hubiera podido superar a los Lakers del threepeat gracias al juego de pick and roll suyo y de Stephen Curry, con el que, según él, hubieran vuelto loco a la bestia O’Neal.

Literalmente, Draymond se vino arriba citando que hubieran “destrozado” a los Lakers con tal técnica, como pudo declarar en el programa All the Smoke.

Rectificación y Shaq

Días más tarde, conocedor de que quizá hubiera exagerado con aquello del verbo destrozar, Green matizó sus palabras. Añadió que en condiciones normales él mismo habría sido “asesinado” por el ataque de Shaquille. También adhirió que ambas eran épocas diferentes y que resultaría muy difícil comparar a ambos equipos. Pero ya era tarde, porque todo el mundo se había quedado con la copla de su primera ráfaga de palabras.

Shaquille O’Neal recogió esa invitación oral de Green, negando cualquier posibilidad de que aquellos Warriors hubieran podido siquiera hacerle cosquillas. De hecho, Shaq negó la posibilidad de que el equipo de Curry y cía hubiera podido aspirar al anillo en los primeros años 2000 debido a que la manera de jugar era otra.

Recordemos que hace 20 años el uso del triple resultaba mucho más residual y todo equipo aspirante necesitaba de un pívot dominante que pasara la mopa por la pista a su antojo. Esos Lakers de Phil Jackson era una máquina de jugar por dentro y por fuera, con el jugador grande más dominante y un joven lugarteniente exterior (Kobe) que frotaba la lámpara cada tanto.

“Me gusta Draymond, me gustan los tipos que muestran su opinión. Trato de no llevarme las cosas a lo personal. Él me gusta, también como juega. Hay que escuchar lo que dice. Él habló de su era. No dijo nada de mi era. En mi era (los Warriors) hubieran ocupado un sexto o séptimo lugar. Antes estábamos nosotros, estaba San Antonio, los Utah Jazz, Portland, también Chocolate Blanco y C-Webb (Chris Webber)”, comenzaba O’Neal, que después dio la razón a Green en aquello de que podría haberle aplastado y barrido de la pista si lo hubiera tenido delante.

“¿Draymond qué tiene, tres anillos? Vale por esa parte. Pero es su opinión. Como él dijo, yo le habría aplastado en el poste bajo. Señor Draymond, termina con eso. Eres pequeño, muy pequeño”, pudo contestar Shaq en Sirius XM NBA Radio.

Los Lakers de Shaquille O’Neal consiguieron tres campeonatos seguidos (del 2000 al 2002); perdiendo después sus cuartas Finales en cinco años (2004). El pívot consiguió tres MVP’s seguidos en las Finales.

Después, en Miami, adonde llegó después de la citada ronda decisiva desperdiciada en 2004 (ante Detroit), volvió a levantar el título en una ocasión.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

John Collins, que aspira al máximo salarial, quiere continuar su carrera en Atlanta

Enes Kanter recibe una oferta de la WWE (lucha libre) y dice que aceptará cuando deje la NBA

Siguiente