Draymond Green creía que en 2016 los Warriors lo traspasarían

Cuesta imaginar unos sin ; pero hubo un momento, exactamente en 2016, en el que él mismo pensaba “al cien por cien” que su etapa en la franquicia de Oakland había llegado a su fin.

Hablamos del 27 de febrero de 2016. Aquel día, camino de batir el récord de victorias en temporada regular, Golden State visitaba a Oklahoma City Thunder –aún con Kevin Durant–. El partido fue emocionante, pero se recordaría más por el enfrentamiento que protagonizaron y el mencionado Green. Tras varios desencuentros durante el choque se llegó al descanso, momento en el que ambos tuvieron que ser frenados por el resto de jugadores para que la disputa no pasase a mayores.

Green dejó la pista creyendo que había firmado su sentencia. Temía que la relación entre ambas partes se hubiera roto irreparablemente y que los Warriors preferirían quedarse con Kerr. Con ese pensamiento, ahora confiesa a Howard Beck de Bleacher Report que sentía que sentía que los Warriors lo traspasarían. “Al cien por cien lo veía así. Especialmente con el éxito que estaba teniendo como entrenador. Simplemente no es algo de lo que te deshagas”.

Discusiones positivas

En aquel momento, en el que Green se vio con pie y medio fuera de los Warriors, no podía entender que justo disputas como esa acabarían por moldear una relación que Kerr define ahora como de confianza plena. “Tenemos una gran relación. Creo que el haber pasado por tantas cosas en los últimos años nos permita ahora gritarnos a veces y discutir las cosas apasionadamente. Confiamos el uno en el otro. Creo que ahora está más dispuesto a aceptar lo que Bob Myers y yo le decimos que hace unos años”, comentaba el técnico de Golden State ya inmerso en el presente curso.